La lucha contra el coronavirus

Los constructores piden al Gobierno unos «presupuestos expansivos»

25/05/2020

Julián Núñez, el presidente de Seopan, la organización patronal que reúne a las grandes compañías constructoras y de infraestructuras, pidió al Gobierno en su intervención en el New Economy Forum este lunes que apruebe unos «presupuestos expansivos» y no esperar a Europa para ello, «porque tardará en llegar».

De hecho, sugirió al Ejecutivo aprovechar el relax que ofrece Bruselas en términos presupuestarios, puesto que se ha levantado temporalmente el cumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Asimismo, Núñez afirmó que «España necesita un plan consensuado entre Gobierno y oposición» y que cuente también con las comunidades autónomas y empresas. Y, en este sentido, manifestó que la comisión parlamentaria de reconstrucción puede ser una oportunidad para que se escuche a las empresas. Por el momento, afirma Núñez, existe una «sensación de abandono» entre las compañías porque las medidas adoptadas por el Gobierno son «manifiestamente insuficientes» en comparación con las aprobadas en otros países, cuando ahora el objetivo es tan importante como evitar que el 34% de la economía que «sigue tirando del carro» pase a engrosar los colectivos que han tenido que recurrir al Estado para su supervivencia.

A juicio de Núñez, ahora no es el momento de la austeridad, sino que hay que hacer «justo lo contrario», hay que «aumentar la inversión pública», afirmó. En este sentido, advirtió de que el sector lleva en crisis diez años: la inversión, por la consolidación fiscal acometida en este periodo, ha pasado de representar el 4,7% a suponer apenas el 2%. Y avisó de que, de continuar con los ritmos actuales de licitación y contratación pública, los daños de este año se prolongarán al ejercicio 2021.

«No hablamos de un plan-E», aseguró Núñez. De hecho, cifró en más de 157.000 millones de euros las necesidades de inversión en infraestructuras en España hasta el año 2030. Y animó a buscar fuentes de financiación alternativas, recuperando la colaboración público-privada y el modelo concesional, «desaparecido» en los últimos años.

Respecto a la polémica suscitada la semana pasada por el acuerdo entre PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu para derogar la reforma laboral de forma inmediata y que llevó a la CEOE a dar por suspendido el diálogo social, confió en que «este asunto retornará a la mesa de diálogo social» y se refirió a las manifestaciones de la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, y a las de la ministra portavor, María Jesús Montero, tras el Consejo de Ministros el pasado viernes.