Llega a La Luz el primero de los cuatro remolcadores de Fairplay que operará en el puerto

El remolcador Fairplay VII acaba de entrar y atracar en el puerto de Las Palmas, en concreto en el muelle Primo de Rivera. Propiedad de la empresa española Odiel Towage, filial de la alemana Fairplay Towage, es el primero de los cuatro remolcadores que llegarán a La Luz para empezar a competir con Boluda, que ha tenido hasta ahora la exclusividad del servicio de remolque en el conjunto de los puertos españoles. Odiel Towage recibió la licencia para operar en el remolque en el puerto de Las Palmas el pasado octubre después de un largo camino en el que ha tenido que ir sorteando numerosos obstáculos y cumplir exigencias como que sus buques tengan bandera española.

La empresa alemana tiene previsto empezar en el puerto de Las Palmas e ir entrando en el resto de recintos españoles donde haya negocio para varios operadores.

Fairplay tiene ya la licencia para operar en La Luz aunque en unos meses tendrá que adaptarse a los nuevos pliegos del remolque en los que ya trabaja la Autoridad Portuaria de Las Palmas y en los que se fijarán unas cantidades mínimas y unas tarifas generales que obligarán a las empresas que den el servicio a cubrir los cinco puertos que hay en las tres islas de la provincia. El Puerto ha encargado a una empresa externa que analice la situación para determinar las nuevas exigencias a pedir a los operadores y entre las que destaca un mayor número de remolcadores en puerto. Fuentes cercanas aseguran que se requerirán al menos diez embarcaciones. Está previsto que los nuevos pliegos puedan estar listos para mediados de 2020.

En los próximo días entrarán en la Luz el resto de los remolcadores con los que Fairplay operará en Las Palmas. La empresa tiene atracados en el puerto de Santa Cruz de Tenerife dos: el Bugsier 19 y el Claus y está previsto que mañana entren dos más: el Fairplay 29 y el Bugsier 20. La intención de la empresa es cambiar su actual bandera, alemana y polaca, a española en el puerto tinerfeño para después traerlos a La Luz y empezar a dar el servicio.