La patronal Ashotel augura un bajón de turistas de hasta el 6% en 2018

16/06/2018

Los hoteleros tinerfeños confían en la capacidad del archipiélago de alcanzar los 15 millones de visitantes este año pese a la reapertura de destinos competidores como Turquía, y el ‘brexit’.

Europa Press / Santa Cruz de Tenerife

Canarias cerrará el actual año turístico por debajo de las cifras registradas en 2017, que ha sido el mejor de la serie histórica desde 2010, al rozar los 16 millones de turistas; una caída que desde el sector turístico achacan no sólo al proceso de desconexión del Reino Unido de la Unión Europea, sino también a la recuperación de otros destinos competidores como Túnez, Egipto y Turquía, según se puso ayer de manifiesto en el VII Encuentro Anual con Medios de Comunicación de Ashotel, la patronal hotelera tinerfeña.

Así, el archipiélago podría terminar el presente ejercicio con «una caída de entre un 4% y un 6%». Cerrar con un 4% menos supone pasar de 16 millones de turistas a 15,3 millones y cerrar en un 6% significa rozar los 15 millones. En cualquier caso, se trata de una cifra superior a las registradas en 2010 (10,4 millones de turistas) y 2013 (12,1 millones). En cualquier caso, el sector opina que no se trata de subir continuamente, sino de tener el mismo nivel de rentabilidad a pesar de la menor llegada de turistas.

El brexit es otro aspecto que ha abierto un periodo de «incertidumbre» porque aún no se sabe cómo va afectar a Canarias, sobre todo teniendo en cuenta que casi un 30% de los turistas que visitan el archipiélago son británicos. Además, se teme que la devaluación de la libra en los próximos años podría hacer que una parte de esos turistas dejen de venir a las islas, afectando principalmente a los turistas británicos de menor poder adquisitivo, a los cuáles se podrá recuperar en función de la fluctuación que experimente la libra.

En este sentido, de los 16 millones de turistas que visitaron Canarias en 2017, los británicos representan alrededor del 33% (5,3 millones), lo que da muestra de su importancia para un destino turístico como Canarias. En el caso de Tenerife, el turismo británico es su principal mercado emisor y alcanza cifras de casi un 45%. En cuanto al nivel de gasto, las islas cerraron el pasado año con un gasto total de 4.900 millones de euros, de los que los británicos representaban un 30% de ese gasto. Pese a todo, desde Ashotel no creen que se vaya a producir una desaparición del mercado británico, aunque sí reconocen que existe una preocupación.

En cuanto a la posibilidad de establecer una tasa turística en el archipiélago, la patronal hotelera se mostró en contra porque esta actividad ya está generando suficientes recursos, tal y como resalta Impactur que indica que en 2016 el turismo generó 2.100 millones de euros de forma directa e indirecta. De hecho, un posible impuesto al sector, en el mejor de los casos, «supondría recaudar unos 166 millones de euros frente a los 300 millones del IGIC».

Marichal solicitó por otra parte la creación «seria» de un Observatorio de Precios de la Conectividad en Canarias para que, ante el descuento del 75% en los vuelos a la Península, exista un control de precios, suficiencia de plazas y seguridad.