La lucha contra el coronavirus

La facturación de la hostelería se hunde un 58% por el confinamiento

21/05/2020

Todos los indicadores que comienzan a conocerse del mes de marzo demuestran lo que es evidente: la paralización de la actividad ha supuesto un retroceso económico sin precedentes. Este jueves ha sido el turno del sector servicios, cuya facturación se ha hundido un 18,7%, su mayor caída en once años como consecuencia del confinamiento de la población.

Los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que esta caída pone fin a nada menos que 78 meses de ascensos de la facturación del sector servicios en tasa interanual. El mayor varapalo se lo lleva la hostelería, cuyos ingresos se hundieron un 57,7% en marzo. Le sigue la venta y reparación de vehículos, donde las ventas cayeron un 47,3%.

Por comunidades, las que más sufren la paralización de los servicios fueron los que más dependen de ellos. Así, Baleares y Canarias vieron las mayores caídas en la facturación del sector, rondando el -30% en ambos archipiélagos. Las que soportaron mejor la situación son las que más presencia del sector agrícola tienen: Murcia y Extremadura, aunque aún así sus ingresos en el sector servicios se hundieron en torno al 8%.

El empleo en este sector también se ve muy afectado, aunque la mayoría de los trabajadores están acogidos a un ERTE, por lo que siguen formando parte del personal de las empresas. Aún así, los datos del INE reflejan que el empleo retrocedió un 1,6% en marzo respecto al mismo mes del año pasado, lo que pone fin a 71 meses consecutivos de avances.

Desplome en las ventas de la industria

El INE también publica este jueves el índice de ventas del sector industrial, en el que se notan por primera vez los efectos de la crisis. Las ventas se desplomaron un 13,9% en marzo, lo que supone el mayor descenso en diez años, como consecuencia de la pandemia y el cierre de muchas empresas o la menor intensidad en su producción por el estado de alarma.

La única rama que vio crecer su actividad en el tercer mes del año fue la fabricación de productos farmacéuticos, que elevó sus ventas un 17,4% como consecuencia de la alerta sanitaria.