La construcción salva a la economía canaria

30/04/2019

La aportación de la construcción española al PIB acumula dieciséis trimestres consecutivos de crecimiento interanual desde el primer trimestre de 2015 y está aproximándose a los niveles que presentaba en 2011.

La coincidencia de diversos factores como la ralentización del turismo, con la sombra del brexit y la recuperación de otros destinos competidores, ha hecho que la construcción se alce como uno de los sectores que más tira de la economía isleña en la actualidad.

En este sentido, las patronales empresariales reconocen signos positivos a tener en cuenta, como visados de autorización de obra nueva, crecimiento en la concesión de hipotecas, mayor consumo del cemento o aumento en las obras de reforma y rehabilitación.

Así pues, según el informe publicado por el Observatorio Industrial de la Construcción sobre el sector en 2018, los indicadores analizados demuestran la clara recuperación del sector. En concreto, según el boletín territorial de Canarias, la cifra de trabajadores afiliados a la Seguridad Social en las islas fue de 51.376, en 2018, lo que supuso un incremento del 12,7%, con respecto al año anterior. En el conjunto de España, el número de afiliados a la Seguridad Social en el sector alcanzó los 1.193.573, lo que representó un aumento interanual del 6,7%.

Otro de los datos que confirman el avance en la mejora del mercado laboral vino en 2018 de la mano de la Encuesta de Población Activa (EPA): el número de ocupados en el sector canario también creció el pasado año por encima de la media nacional, al alcanzar los 49.200, lo que supuso un incremento interanual de un 9,8%. La cifra de ocupados en construcción en el conjunto de España fue de 1.221.800, la mayor cifra desde el año 2011, creciendo un 8,3% con respecto al año anterior.

La construcción salva a la economía canaria

Suben las ventas. La compraventa de viviendas creció en febrero un 5,3 % interanual y retomó los aumentos tras la caída del 0,2 % registrada en enero después de nueve meses de subidas, según los datos publicados recientemente por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con estos datos, la compraventa de viviendas del INE, que tiene en cuenta las escrituras realizadas anteriormente, ha subido en diez de los últimos once meses tras la caída de enero después de la incertidumbre sobre quién debía abonar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) vinculado a la firma de una hipoteca.

En febrero se contabilizaron 43.695 transacciones de vivienda, en su mayoría compraventas de vivienda usada (34.899), que crecieron un 2,5 % interanual. Por su parte, la compraventa de viviendas nuevas se anotó un aumento del 18 %, el mayor desde abril 2018, hasta las 8.796 operaciones, encadenando once meses de subidas.

Con estos datos, el 79,9 % de las viviendas transmitidas en febrero fueron de segunda mano y el 20,1 % nuevas. Así pues, el 89,8 % de las viviendas transmitidas por compraventa en febrero fueron libres y el 10,2 % protegidas.

En concreto, en febrero se vendieron 39.236 viviendas libres, el 4,7 % más que en el mismo mes de 2018, y 4.559 protegidas, lo que representa un incremento del 11,3 %.

Contratos. El número de contratos registrados durante 2018 en Canarias fue de 59.779, un 3,3% más que en el año anterior. Por sección de actividad se registraron en construcción de edificios, 29.748 contratos (con un incremento del 7,7%); en ingeniería civil, 1.693 contratos (un 26,4% menos que en 2017), y por último en las actividades de construcción especializada, 28.338 (con un aumento del 1,4%).

La construcción salva a la economía canaria

Orientación para el empleo

Un total de 15.419 desempleados de Las Palmas recibieron orientación laboral en la Fundación Laboral de la Construcción, con el objetivo de mejorar sus posibilidades de encontrar un empleo, dotándoles de las herramientas y recursos necesarios para aumentar sus posibilidades de inserción, en el marco de dos programas de Orientación Profesional para el Empleo y la Asistencia al Autoempleo (OPEA), financiados por el Servicio Canario de Empleo (SCE).

La entidad paritaria desarrolló, desde el mes de julio de 2018 hasta el pasado mes de marzo, dos proyectos de orientación profesional a desempleados: uno dirigido a menores de 30 años (en el que participaron 5.584, un 51% mujeres) y otro a parados de larga duración (en el que participaron 9.835 usuarios, un 62% mujeres).

En cuanto al perfil del usuario que participó en el proyecto OPEA dirigido prioritariamente a desempleados menores de 30 años, fue de mujer (51%), de entre 25 y 34 años (70%), sin estudios o estudios primarios (36%), con menos de seis meses de permanencia en las listas del paro (57%), procedente del sector Servicios (60%) y perteneciente al Sistema Nacional de Garantía Juvenil (58%). Asimismo, el perfil del participante atendido en el programa de orientación dirigido a desempleados de larga duración de Las Palmas fue de mujer (62%), de entre 45 y 55 años (47%), sin estudios o estudios primarios (53%), procedente del sector Servicios (62%).

Las personas atendidas por este servicio procedían de los municipios de Santa Lucía de Tirajana, Agüimes, Ingenio, Telde, Valsequillo de Gran Canaria, Las Palmas de Gran Canaria, Arucas, Teror, Firgas, Villa de Moya, Valleseco, Santa María de Guía, Gáldar y Agaete.

Para el desarrollo de estos dos proyectos se contó con la colaboración de los ayuntamientos de estos municipios pertenecientes a la provincia de Las Palmas, a través de sus respectivas Agencias de Desarrollo Local, que cedieron sus instalaciones para el desarrollo de las diferentes actividades con el fin de acercar y facilitar a los usuarios el acceso a estos programas de orientación.