La caída de la inversión envejece las infraestructuras de Canarias

22/04/2019

El archipiélago es la cuarta región española con mayor porcentaje de equipamiento obsoleto. El 28% de sus obras tienen más de veinte años de antigüedad. En 2007 el porcentaje era del 16%.

Las Palmas de Gran Canaria

La caída en un 60% de la inversión en obra pública en la última década y a consecuencia de la crisis está provocando un envejecimiento en las infraestructuras en toda España. A nivel nacional se estima que un 24% de las infraestructuras públicas tienen más de 20 años cuando en 2007 la tasa se situaba en el 14,2%, según pone de manifiesto el informe El stock de capital en España y sus comunidades autónomas. Evolución de la edad media de las inversiones y envejecimiento del capital, elaborado por la Fundacion BBVA y el Ivie. El informe analiza la situación de las distintas regiones y coloca a Canarias como la cuarta región con las infraestructuras más envejecidas. En las islas las obras de más de 20 años de antigüedad representan el 28%. En 2007 el porcentaje era del 16,3%.

Por delante de Canarias se encuentran Navarra, con una tasa del 32,2%; La Rioja, con un 31% y el País Vasco, con un 29,4%. La comunidad foral de Navarra tiene además el mayor porcentaje de carreteras envejecidas, con casi un 50% de sus infraestructuras viarias con una antigüedad de más de veinte años. A continuación se sitúa el archipiélago, donde casi el 34% de sus carreteras tienen más de dos décadas. En 2007, suponían el 15%

En cuanto a las obras hidráulicas es Canarias la región con las infraestructuras más anticuadas, al representar el 34,2% del total. Las portuarias, sin embargo, y gracias al esfuerzo inversor de los últimos años colocan a las islas como la región con las infraestructuras más jóvenes. La inversión de los últimos años ha contribuido a reducir el nivel de envejecimiento. Hoy un 16,6% de las infraestructuras de los puertos de Canarias tienen más de veinte años mientras que en 2007 superaban el 20%.

El informe destaca que la inversión en España es procíclico y se mueve en función de cómo oscile la economía. «Cuando los ingresos fiscales caen al entrar en una recesión los gobiernos se ven forzados a reducir la formación de capital, menos sensible a los compromisos sociales», se indica en el informe, donde se señala que esta situación ha perdurado incluso en la etapa de la recuperación. Según este análisis, si el ritmo inversor actual se mantiene en los próximos años en 2030 la mitad de las infraestructuras en el conjunto del Estado tendrán más de veinte años.

Un proceso de obsolescencia, «peligroso»

El informe elaborado por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) y en el que se analiza la edad media de las infraestructuras públicas españolas indica que si el proceso de envejecimiento continúa en el tiempo «puede ser peligroso» puesto que no hay inversión para mantenerlas de forma adecuada. «En este terreno se necesitan procesos de selección de los proyectos más atentos a la productividad de los capitales públicos y más compatibles con una trayectoria estable de las inversiones», se recoge en el documento.

De la caída de la inversión se extrae, sin embargo, una consecuencia positiva y es el menor riesgo de que se generen burbujas. Como se indica en el informe de la Fundación BBVA y el Ivie, en este entorno las inversiones se realizan atendiendo más a criterios de rentabilidad que de especulación. Los autores del informe apuntan como el «principal desafío» de la inversión que se realice a futuro que sea productiva y rentable a largo plazo. «Los débiles resultados del pasado han tenido un coste elevado en la economía española».

  • 1

    ¿Le parece suficiente el compromiso de los partidos políticos para asegurar el futuro de las pensiones?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados