La banca frena la concesión de hipotecas en el archipiélago

28/02/2019

La firma de préstamos aumenta por debajo del 4% en los dos últimos años en Canarias, frente al crecimiento de dos dígitos de 2015 y 2016. La cuantía media de las hipotecas sigue creciendo a un ritmo mayor, del 10,3% en 2018.

ETIQUETAS:

La banca ha levantado el pie del acelerador en la concesión de hipotecas en Canarias los dos últimos años. En 2018 se firmaron 13.931 créditos destinados a la adquisición de una vivienda en las islas, un 3,8% más que en el año anterior. Este aumento es ligeramente superior al 3,3% que se registró en 2017, pero se queda muy lejos de los destacados repuntes que se vivieron en 2015 y 2016, cuando las concesiones crecieron un 18% y un 19% respectivamente, tal y como recoge el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En cualquier caso, la concesión de hipotecas no ha dejado de crecer en los últimos cinco años en el archipiélago, lo que ha permitido que se alcance el mayor volumen de estos préstamos de los últimos siete años.

Tanto las agencias inmobiliarias como las promotoras insisten en que la estabilización del mercado en las islas evidencia que no hay síntomas de que se pueda estar generando una nueva burbuja inmobiliaria. Las cerca de 14.000 firmas contabilizadas el pasado año aún quedan muy lejos de las casi 67.000 que se alcanzaron en 2006, durante el boom inmobiliario en las islas.

Con el repunte del 3,8% de la inscripción de hipotecas, el archipiélago se situó entre las tres comunidades españolas con los menores crecimientos, y solo quedó por encima del 0,9% que se constató en Baleares y del 2,8% en Galicia.

Sí sigue creciendo a un ritmo mayor el volumen medio de las hipotecas concedidas en las Islas: aumentó en 2018 un 10,3%, hasta los 107.043 euros de media, la cifra más elevada desde 2011. En total, el capital prestado ascendió el pasado año a 1.284,5 millones de euros, lo que supone un incremento anual del 10,4%.

Solo en diciembre se contabilizaron 779 operaciones hipotecarias en las islas, lo que supuso una caída del 46,1% respecto al mismo mes de 2017. Además, la cifra bajó un 40% respecto a las formalizadas en noviembre, en el que representa el mayor descenso en un mes de diciembre de toda la serie histórica del INE que comienza en el año 2003.

Este desplome coincidió con la parálisis en la firma de créditos que se produjo en el último mes del año como consecuencia del conflicto que se generó entre octubre y noviembre en el Tribunal Supremo por dilucidar quién pagaba, si banco o cliente, el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD). Las estadísticas de diciembre recogen las hipotecas procedentes de escrituras públicas realizadas anteriormente y ya muestran el impacto de la decisión del alto tribunal del 18 de octubre, que cambió su jurisprudencia, para dictaminar que el tributo debía a comenzar a ser sufragado por las entidades financieras.