La banca devuelve por las tarjetas ‘revolving’ menos de lo exigido

Las organizaciones de consumidores advierten de que no se acepte cualquier acuerdo que haga la entidad. Están devolviendo hasta tres y cuatro veces menos que lo que se conseguiría en vía judicial.

canarias7 / las palmas de gran canaria

La reciente sentencia del Tribunal Supremo que declaró nulo por usurario el interés del 27,24% de una tarjeta de crédito de Wizink, apenas ha conseguido reducir los nuevos intereses de las tarjetas revolving al 20%. Es más, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha detectado que las entidades financieras que los sufrieron están tratando de conseguir acuerdos poco ventajosos con los afectados.

En concreto, algunas entidades financieras están negociando acuerdos para devolver únicamente los intereses que superan el 20%, lo que se traduce en una compensación tres o cuatro veces inferior a la que podrían conseguir los afectados por vía judicial. Por ejemplo, un cliente con una tarjeta revolving con una TAE del 27,27% y una cuota de 150 euros al mes que desde 2018 hubiera gastado 9.000 euros, podría conseguir por vía judicial hasta 2.400 euros, entre intereses y reducción de la deuda pendiente; por los 690 euros que le ofrecerá la entidad.

Por todo ello OCU recomienda a los afectados revisar las condiciones del acuerdo antes de firmar nada. Una opción es hacerlo a través de la campaña #StopUsura, por la cual OCU se compromete a mediar con su entidad financiera y, llegado el caso, recurrir a la vía judicial.

Es más, muchos afectados podrían empezar solicitando la moratoria de préstamos aprobada por el gobierno si cumplen los requisitos. Esto permitirá que los que ha perdido el empleo puedan contar con un margen de tres meses para negociar acuerdos o preparar la demanda judicial, apoyados por OCU.

Como se recordará, el pasado 4 de marzo el Tribunal Supremo declaró usurario el interés del 27% aplicado por Wizink a una tarjeta de pago aplazado o «revolving», al entender que el tipo de interés supera «en gran medida» el índice tomado como referencia, y es manifiestamente desproporcionado.

En una sentencia de la sala de lo Civil, el alto tribunal señala que por estos motivos el interés fijado en el contrato es usurario, lo que confirma un fallo de la Audiencia Provincial de Santander, que condenaba a la entidad a devolver las cantidades cobradas en concepto de capital prestado.