Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 5 de junio
Los investigadores de las crisis financieras ganan el Nobel de Economía

Los investigadores de las crisis financieras ganan el Nobel de Economía

La Academia Sueca de las Ciencias reconoce su labor en la investigación en banca y crisis financieras de Ben S. Bernanke, Douglas W. Diamond y Philip H. Dybvig

Clara Alba

Clara Alba

Madrid

Lunes, 10 de octubre 2022, 10:56

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Academia Sueca de las Ciencias ha galardonado este lunes al expresidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, a Douglas W. Diamond y a Philip H. Dybvig con el Premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel 2022, conocido como Premio Nobel de Economía. Un galardón concedido por sus análisis sobre el sector bancario y su papel en las crisis financieras.

Precisamente, Bernanke fue uno de los grandes protagonistas de la más reciente, la de 2008. Primero, por no haber sabido anticiparla cuando ya estaba al frente de la Fed (entre 2006 y 2014). Y segundo, porque bajo su mandato se llevó a cabo el mayor experimento de política monetaria jamás acometido en la historia de los bancos centrales.

Es cierto que el Nobel no llega a sus manos por ese mandato, sino por sus investigaciones en torno a la Gran Recesión de los años 30. «Entre otras cosas, demostró cómo los pánicos bancarios fueron un factor decisivo para que la crisis se hiciera tan profunda y prolongada», indica la Academia en un comunicado. Sin embargo, no hay que obviar que, bajo esas teorías, Bernanke fue uno de los principales defensores del rescate a la banca tras la caída de Lehman Brothers. Durante aquellos años, la Fed bajó los tipos de interés al 0% para estimular el crédito y reactivar la economía. Y también marcó el paso del resto de bancos centrales del mundo con millonarias inyecciones de liquidez.

Pero esa barra libre que consagró a Bernanke con el apodo de 'helicóptero Ben', también dejó un reguero de consecuencias imprevisibles, algunas de las cuales perduran a día de hoy.

Para empezar, cuando llegó a la presidencia de la Fed, el balane del banco central ascendía a 870.000 millones de dólares. Al final de su mandato, y tras las enormes compras de bonos y deuda hipotecaria acometidas, los activos superaban los 4 billones de dólares, sembrando serias dudas en torno a la capacidad del organismo de deshacer esa enorme 'bola' acumulada sin dañar la economía.

Del mismo modo, estas nuevas herramientas contribuyeron a inflar de forma desproporcionada los activos financieros, especialmente las Bolsas. Para muchos analistas, la dependencia que los mercados desarrollaron de ese 'dinero fácil' de los bancos centrales perdura incluso a día de hoy.

Aportaciones

En 2020, Bernanke también recibió el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en Economía en su XIII edición por su contribución al entendimiento de cómo las imperfecciones de los mercados financieros pueden amplificar las fluctuaciones macroeconómicas y generar profundas recesiones.

Respecto a los otros dos premiados, Diamond (Universidad de Chicago) y Dybvig (Universidad Washington), la Academia destaca sus análisis sobre el papel de los bancos a la hora de canalizar el ahorro de los ciudadanos hacia la inversión. Sus teorías defienden que, cuando un número elevado de ciudadanos acude a su banco para retirar sus ahorros, las entidades afectadas corre el riesgo de colapsar. Y, ante ese riesgo, abogan por que todos los gobiernos dispongan de herramientas como seguros de depósitos para evitarlo.

El galardón se les concede por el desarrollo de modelos teóricos «que explican por qué existen los bancos, cómo su papel en la sociedad los hace vulnerables a rumores sobre su posible colapso y cómo la sociedad puede disminuir esta vulnerabilidad».

El Nobel de Economía no forma parte del legado de Alfred Nobel, ya que fue establecido en 1968 por el Riksbanken, el banco central sueco, coincidiendo con el 300 aniversario de la entidad, y fue concedido por primera vez en 1969, distinguiendo al noruego Ragnar Frisch y al holandés Jan Tinbergen.

El importe del premio completo asciende a un total de 10 millones de coronas suecas (914.000 euros). Los ganadores de la edición de 2022 de los Nobel acudirán el próximo mes de diciembre a la ceremonia de entrega de premios que se celebrará en Estocolmo.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios