Los interinos de Sanidad y Educación tendrán más tiempo para regular su plaza

Los dos sectores tendrán un año adicional para adaptar la normativa, que establece que el mecanismo debe ponerse en marcha el 1 de junio de 2022 para estar completado a finales de 2024

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

Más allá de que un interino con cinco años de experiencia en un mismo puesto de forma ininterrumpida tenga más facilidades para acceder a ese puesto de funcionario sin pasar por una oposición, los cambios en la ley pactada entre PSOE, Unidas Podemos, PNV y ERC incluyen otros cambios de calado para los trabajadores del sector público. Por ejemplo, que los miles de profesionales de Sanidad y Educación -una de las grandes bolsas de empleo y temporalidad sobre todo en las comunidades autónomas- recorrerán su propio camino en este proceso que busca atajar la temporalidad laboral.

En concreto, el personal estatutario de los servicios de salud (competencia de las comunidades) así como los docentes (también dependientes de los gobiernos autonómicos) dispondrán de un mayor plazo de adaptación al nuevo sistema de acceso funcionarial. Mientras que la norma pactada obliga a poner en marcha el mecanismo el 1 de junio de 2022, y que esté completado a finales de 2024, la ley otorga el plazo de un año adicional para adaptar la normativa en Educación y Sanidad por las «peculiaridades propias de su régimen jurídico».

En cualquier caso, serán las comunidades autónomas las que decidan «cómo acogerse al sistema, cómo aplicarlo o cómo materializarlo», según explica el diputado del PSOE, José Luis Aceves, uno de los integrantes de la negociación de este nuevo Estatuto de la Función Pública.

Otra de las novedades del texto reside en el método de estabilización del empleo público de los interinos, más allá de la medida excepcional de quienes lleven cinco años en un puesto. En concreto, quienes acumulen más de tres años de antigüedad en el mismo puesto como eventual público y se presenten a una convocatoria de concurso-oposición, no se les penalizará en la fase eliminatoria. Es decir, que por el hecho de no superar el corte o nota mínima determinados no saldrán del proceso. Seguirán en él para poder sumarles los correspondientes méritos y, en su caso, poder acceder a una plaza.

La norma también garantiza que los interinos con menos de tres años en una plaza, que hayan podido cambiar de puesto en esa misma Administración o empresa pública, se les puede aplicar el criterio de los cinco años mínimos, si así lo cumplen, para acceder exclusivamente a la fase de mérito sin oposición.

El diputado socialista Aceves insiste en que durante las negociaciones han querido salvaguardar la constitucionalidad de la norma. «Los cinco años no están elegidos al azar», explica para referirse al artículo 23.2 de la Carta Magna y a fallos del Tribunal Constitucional al respecto.