Largas colas ante el mostrador de Ryanair este domingo en el aeropuerto de Málaga. / Efe

La huelga obliga a Ryanair a cancelar 54 vuelos en España

La tercera jornada de paro de los tripulantes de cabina españoles coincide este domingo con los convocados en Portugal, Bélgica y Francia

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZ Madrid

La huelga convocada por los tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair está comenzando a generar preocupación en los aeropuertos. La primera jornada, el pasado viernes, no supuso la cancelación de ningún vuelo con destino u origen España, ya que la aerolínea operó el 100% de los viajes ignorando la falta de plantilla. Pero la segunda y tercera jornada tuvieron mucho más repercusión.

Mientras que el sábado los paros obligaron a cancelar 75 vuelos en los aeropuertos españoles y generó retrasos en otros 180, este domingo la tercera jornada de huelga de los TCP conllevó la cancelación de 54 vuelos con origen o destino España, según confirmó el sindicato USO, convocante de los paros por la mejora de las condiciones laborales de los TCP.

Además, 58 vuelos con salida en aeropuertos españoles sufrieron retrasos. Asimismo, esta tercera jornada de huelga en España coincidió con los partos convocados también en Portugal, Bélgica y Francia.

El aeropuerto de Málaga fue el más afectado con una decena de salidas y ocho llegadas canceladas, además de seis vuelos retrasados. Le siguió el aeropuerto de Barcelona El Prat, con seis salidas y seis llegadas canceladas, así como ocho retrasos. Asimismo, el aeropuerto de Palma de Mallorca acumuló más de una decena de retrasos y una salida y una llegada canceladas.

Todavía quedan otras tres jornadas de paro convocadas.Serán los días 30 de junio y 1 y 2 de julio en las diez bases de la aerolínea en España.

Donde más se están notando los paros de los tripulantes de Ryanair es en Bélgica ya que el país no dispone de servicios mínimos obligatorios.

Congestión en aeropuertos

También los TCP de Easyjet han decidido ir a la huelga en España durante el verano. En su caso comenzarán los paros el próximo día 1 y serán nueve jornadas durante el mes de julio con el objetivo de desbloquear la negociación del II Convenio Colectivo. Por tanto, los días 1 y 2 de julio coinciden ambas huelgas, lo que podría tensionar aún más la situación de aeropuertos como el de Barcelona, donde las dos aerolíneas tienen base.

Todo ello hace presagiar un verano «complicado» en los aeropuertos no solo españoles, sino europeos. Ya lo anunció hace unos días el consejero delegado de IAG, Luis Gallego, durante la junta de accionistas. A las huelgas de trabajadores se suma la falta de plantilla de muchas aerolíneas, que despidieron a su personal durante la pandemia y ahora les es difícil recuperar sus capacidades ante el incremento de la demanda con el fin de las restricciones.

Son varias las aerolíneas que están reprogramando sus vuelos, pero el caso más sonado es el de Lufthansa, que ha tenido que cancelar ya cerca de 3.000 vuelos por falta de personal para operarlos. Hace dos semanas la aerolínea alemana anunciaba 900 cancelaciones, pero la pasada aumentaba el número en otras 2.200 en los aeropuertos de Fránkfurt y Múnich, que afectan sobre todo a vuelos dentro de Alemania y Europa.