El tax free ha adquirido relevancia desde el 'brexit', que convirtió a los británicos en ciudadanos de un tercer país. / Carrasco

El Gobierno de Canarias avanza hacia un sistema de 'tax free' que deja fuera a los grandes operadores

El sector comercial prepara una batería de alegaciones al estimar que será un fracaso. Canarias opta por llevar directamente la gestión para «proteger» a los pequeños comercios

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El Gobierno de Canarias ha redactado por fin un proyecto de decreto para implementar en las islas un sistema de 'tax free' digital para facilitar la devolución del IGIC a los turistas de terceros países en las compras que realicen en el archipiélago.

Desde que se consumó el 'brexit' los británicos, que es el principal turista de las islas al representar más del 30% del total, pueden beneficiarse de este sistema y ser un revulsivo para el sector comercial de las islas, uno de los más castigados por la pandemia y que ahora sufre los efectos de la inflación y la caída del consumo.

Sin embargo, el proyecto de decreto, que se encuentra en este momento en fase de información pública y al que se pueden presentar alegaciones hasta mañana, 8 de agosto, no cuenta con el beneplácito del sector comercial, ni de grandes ni de pequeños. El sector en su conjunto se queja de que la directora de la Agencia Tributaria Canaria, Raquel Peligero, ha desoído sus argumentos y ha redactado una norma que, en su opinión, «está condenada al fracaso» al optar por un modelo que no está funcionando en aquellos destinos donde se ha implementado y entre los que se encuentran Colombia y Tailandia.

La Agencia Tributaria Canaria llevará la gestión

El Gobierno de Canarias quiere implantar en las islas un sistema de 'tax free' en el que sea la propia Agencia Tributaria Canaria la que se encargue de la devolución del IGIC al turista en lugar de optar por las entidades que se encargan a nivel mundial de este trámite (como Global Blue, Planet, Exchange...).

Peligero asegura que el objetivo del Ejecutivo es «proteger» al pequeño comercio, ya que si la gestión la llevan los grandes operadores estos «obligarán a los establecimientos a cambios en su software de facturación» con un coste elevado.

Sin embargo, el sector comercial no lo ve así: «Es como si en el comercio decidiéramos prescindir de Visa o Mastercard como medio de pago. Es una locura», apuntan.

El Ejecutivo opta por eliminar a intermedarios y comisiones

Las grandes entidades que se pretende excluir en las islas y que se encargan de tramitar el 'tax free' en casi todos los países del mundo tienen un modelo de negocio que pasa por cobrar una comisión al turista a cambio de ingresarle el dinero sobre la marcha y estando aún en el destino.

El Gobierno de Canarias pretende al llevar la gestión del 'tax free' devolver al turista el 100% de lo que le corresponde en su cuenta corriente pero en un plazo de seis meses.

Aquí el sector comercial difiere y considera que Canarias pierde oportunidades. Según apuntan fuentes del sector, diversos estudios aseguran que el 90% de los turistas prefiere el dinero inmediato a través de estos operadores mientras está de vacaciones y, «aunque pierda algo», para gastarlo en otra cosa.

El sector entiende que se perjudica al destino canario

«El propio destino se ve beneficiado por esa devolución al inyectar el turista el dinero en su economía», apunta fuentes del sector, que aseguran que al turista le interesa el cuándo pero el Gobierno de Canarias se ha centrado en el cuánto «sin darse cuenta de que se está haciendo un flaco favor porque ese dinero que va devolver en seis meses no va a generar riqueza en Canarias».

El sector prepara alegaciones y solicitará al consejero de Hacienda del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, del que depende la Agencia Tributaria Canaria que se mantengan las dos opciones para que el turista pueda optar por la que más le interese. «Si quiere que le devuelvan el 100% meses después que elija la opción de la Agencia Tributaria Canaria y si lo quiere ya por un importe inferior que opte por una de las entidades del 'tax free', pero en ningún caso se debe prescindir de ellas. De hacerlo el sistema no funcionará», indican. «Si Canarias queda fuera del estándar internacional vamos a perder competitividad», advierten.

Peligero: «Buscamos evitar costes a los pequeños comerciantes»
Raquel Peligero. / C7

La directora de la Agencia Tributaria Canaria, Raquel Peligero, defiende a ultranza el sistema de 'tax free' que se ha definido para Canarias.

Según explica, en la islas se ha optado por excluir de la tramitación de la devolución del IGIC a los turistas de terceros países a los grandes operadores y asumir la gestión directamente para «proteger al pequeño comercio, al turista y al ciudadano canario».

Según explica, si fueran los grandes operadores los que se encargaran, estos obligarían a los establecimientos a comprar un software de facturación con un elevado coste. «Para los grandes esto no significa nada pero para los pequeños, sí», advierte Peligero, que asegura que los comercios «desconocen esta realidad».

«Nosotros no hemos propuesto este sistema para tener el control sino para evitar más costes al pequeño comercio», indica Peligero, que asegura que de tener que adquirir este software la consecuencia directa sería que los comercios subirían los precios perjudicando al consumidor canario.

En segundo término, Peligero advierte de que estos grandes operadores, a los que califica de «comisionistas», basan su modelo de negocio en percibir una comisión al cliente final, que como mínimo es de un 27%. «Para nosotros sería más fácil dejar el trámite a una empresa de éstas pero entonces el turista apenas percibirá nada al ser una zona de baja tributación», apunta. Peligero sostiene sus palabras con un ejemplo: «el mayor volumen de las compras es ropa y calzado, que tiene un IGIC del 3%. Al tratarse de comercio minorista se devuelve la carga impositiva implícita, que es el 70% de ese 3%. «En una compra de 100 euros serían 2,1 euros. Si metemos la comisión, ¿qué le queda al viajero?» se pregunta Peligero, que descarta «un aluvión de devoluciones de IGIC en Canarias».