El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán. / R. C.

Galán declarará el 18 de enero por el 'caso Villarejo'

El presidente de Iberdrola será interrogado en la Audiencia Nacional junto a otros directivos de la compañía

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, tendrá que declarar en la Audiencia Nacional el próximo 18 de enero por los delitos que se le imputan en la pieza 'Tandem' del 'caso Villarejo', según apuntan fuentes jurídica. El Juzgado Central de Instrucción número 6, cuyo titular es Manuel García Castellón, ya ha fijado la fecha del interrogatorio del primer ejecutivo de la energética, que acudirá junto a otros directivos de la compañía, como el que fuera jefe de Gabinete de Iberdrola, Rafael Obergozo, o el 'número dos', Francisco Martínez Córcoles. Una jornada después, el día 19 de enero, ha sido citado a declarar el representante de la filial Iberdrola Renovables Energía, sociedad imputada como persona jurídica.

La declaración de Galán como investigado en esta fase de instrucción tratará de aclarar la implicación del presidente de Iberdrola en los supuestos trabajos encargados al excomisario de Policía, José Manuel Villarejo, para espiar a otros empresarios que querrían hacerse con el control de la compañía. Se le imputa un delito continuado de cohecho activo, delito contra la intimidad y falsedad en documento mercantil por esos encargos presuntamente ilícitos.

Los hechos se remontan presuntamente a 2004 y se prorrogaron hasta 2017. El excomisario habría recibido al menos un millón de euros por contrataciones para investigar diversos proyectos, como el de una central en Arcos de la Frontera (Cádiz); o seguimientos a empresarios para encontrar información comprometedora sobre Manuel Pizarro, por entonces presidente de Endesa; o a Florentino Pérez, presidente de ACS, quien intentó tener un sillón en el consejo de administración de Iberdrola, aunque nunca lo llegó a conseguir tras una dura batalla accionarial y judicial.

En pleno agosto, el juez Manuel García-Castellón, instructor de la causa, rechazaba el escrito presentado por la eléctrica en el que pedía la nulidad del auto dictado el 23 de junio por el que ya se citaba a Galán y otros tres directivos. En ese auto, el magistrado concluía que el escrito no podía prosperar, entre otros motivos, por defectos de forma, y rechaza que se haya producido la indefensión que alega la compañía. Ahora ya hay fecha para la declaración en la Audiencia Nacional.

Pendientes de EE UU

La citación llega en medio de la incertidumbre generada en torno a la operación prevista por Iberdrola en Estados Unidos, donde tenía previsto adquirir la energética PNM Resources, tal y como anunció hace ahora un año. La mayoría de los reguladores de Nuevo México, el Estado donde se ubica la compañía que sería adquirida a través de la filial Avangrid, han mostraso su oposición a la oferta de adquisición, valorada en 4.300 millones de dólares (3.800 millones de euros).

Esos reguladores han mostrado sus advertencias por las preocupaciones éticas y de carácter de gobierno corporativo, como indican algunos documentos. Esos textos coinciden con la instrucción de la causa en torno a los contactos con Villarejo en la que Iberdrola se encuentra inmersa. También destacan posibles conflictos de intereses en la estructura corporativa de la energética así como el historial de Avangrid con los servicios públicos en esa zona de EE UU. Fuentes de Iberdrola aclaran que el proceso se encuentra en una «vista» y que «todavía no hay nada decidido». Las acciones de la empresa suben este viernes un 0,5%. Aunque las de PNM se dejaron ayer más de un 6% en Wall Street.