Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 25 de abril
Los fletes internacionales han caído con fuerza en los últimos meses aunque en las rutas con la península siguen fuertes y con tendencia al alza. C7
El transporte marítimo se abarata, pero el descenso apenas llegará a los consumidores

El transporte marítimo se abarata, pero el descenso apenas llegará a los consumidores

Los nuevos gravámenes afectan a toda la cadena de valor y «se comen» el abaratamiento del transporte marítimo. Con península sigue subiendo

Silvia Fernández

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 10 de febrero 2023, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los fletes marítimos internacionales continúan con la tendencia descendente de los precios iniciada desde el verano y traer un contenedor desde China o la India a Canarias vuelve a situarse a niveles prepandemia, según indican fuentes próximas.

La ralentización que ha experimentado la demanda en el actual contexto inflacionista y el temor a una recesión ha provocado que los precios del flete marítimo caigan «de forma abrupta», según indican fuentes próximas.

RAZONES DEL DESCENSO

  • Recesión La demanda global se ha ralentizado por la inflación y hay voces que advierten de una posible recesión.

  • Alto estocaje El sobreabastecimiento por los problemas logísticos y la caída de la demanda deriva en bastante 'stock'.

  • Buques Los cuellos de botella por la covid se han resuelto y hay más buques operando en el mercado.

  • Incertidumbre Los tipos de interés han subido y ponen en riesgo los proyectos. La incertidumbre se dispara.

De esta forma, si traer un contenedor de 20 pies de China a Gran Canaria en septiembre del 2022 costaba casi 4.200 dólares, ahora se sitúa cerca de los 2.000. El de 40 pies ha pasado de costar casi 7.300 euros hace cuatro meses a 3.200 actualmente. El contenedor llegó a situarse en los 16.000 euros en 2021, lo que da cuenta de la abrupta caída.

El abaratamiento del flete es de más de un 50%. Sin embargo, como apuntan fuentes próximas, pese a haberse abaratado el transporte marítimo no se va a producir un recorte de los precios de la mercancía en los comercios debido a la entrada de nuevos impuestos, como es el caso del del plástico, que grava toda mercancía que entra en las islas de fuera de la Unión Europea con una tasa de 0,45 euros por kilo.

El empresario canario y de origen hindú, Anil Partap, CEO de la empresa Valsons, apunta que son son dos las variables que influyen en la bajada del precio de los fletes: la estabilización de la demanda en el mercado y la paridad euro/dólar, que está beneficiando a la moneda europea.

Los nuevos gravámenes impiden aplicar rebajas

La contención de los precios debería servir, en su opinión, para que los precios bajaran aunque considera que esta circunstancia no se va a producir por los nuevos gravámenes. «Ya no deberían subir los precios sino bajar pero va a ser difícil porque, por ejemplo, el nuevo impuesto al plástico supone 450 euros por tonelada», indica Partap.

En un ejemplo sencillo se refiere al film de plástico no reciclado para embalar y que se utilizan en todos los almacenes. «El kilo de esto cuesta dos euros pues ahora hay que pagar 0,45 más por el impuesto, que es un 22% más de coste», señala Partap, que explica que este incremento impacta en toda la cadena de procesados y entrega de mercancías. Como apunta, el plástico está hoy en todas partes y se utiliza en almacenes y supermercados, entre otros. «Si alguien quería bajar precios por el flete y la paridad no lo va a aplicar. La esperada bajada por ahora no va a llegar», manifiesta Partap, para quien la subida de los tipos de interés es un añadido que «se comerá» un recorte de precios al consumidor.

En el mismo sentido se expresa el importador Sebastián Grisaleña, que critica España sea el único país de la Unión Europea que haya decidido implementar este impuesto. «Lo han hecho tan deprisa y corriendo que la Aduana está exigiendo una serie de obligaciones en los despachos que va a derivar en sanciones», indica Grisaleña, que pone en positivo que la administración vaya a dar una moratoria de un año, hasta enero de 2024, para que se cumpla y la factura recoja el peso del plástico incluido en ese pedido.

Los fletes con la península no bajan y siguen al alza

El recorte de los precios en la cesta de la compra se complica además en Canarias porque los fletes con la península lejos de bajar se mantienen fuertes y la tendencia, según distintas fuentes, es que suban en línea con el IPC, entre un 8% y un 10%. Según estas fuentes, los fletes a Canarias desde el Mediterráneo rondan los 2.000 euros y los 1.600 desde Andalucía. Los chárter de los barcos -que han pasado de 6.000 a 22.000 euros día- y el precio del combustible son la razón.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios