Así es el plan fiscal con el que el Gobierno espera recaudar 3.100 millones

Habrá mayor presión para los ricos y las grandes empresas y se eleva a 15.000 euros el mínimo exento del IRPF

CLARA ALBA | PAULA DE LAS HERAS Madrid

El Gobierno intenta frenar la batalla fiscal abierta en las últimas semanas por las comunidades autónomas con un paquete de medidas basado en la idea de 'que pague más el que más tiene', mientras se aplican rebajas selectivas a las rentas más bajas. Una teoría que también ha defendido recientemente el economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Philipe Lane, que aboga por subir los impuestos a los ricos para proteger a los más vulnerables.

Bajo este escenario, el alza fiscal planteada ayer por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aspira a recaudar unos 3.144 millones de euros a lo largo de los dos próximos años (2023 y 2024). En concreto, el Gobierno confía en ingresar 5.649 millones extra, a lo que habría que restar 2.505 millones que se dejarán de recaudar por las rebajas fiscales que se aplicarán.

La cifra neta (esos 3.144 millones de euros) apenas supone un 10% de los 30.000 millones de euros que desde Moncloa estiman que se ha movilizado para evitar el impacto de la desbocada inflación sobre las economías familiares y de las empresas. Pero, ¿cómo afectará el nuevo sistema a los contribuyentes?

No

El denominado «impuesto de solidaridad» a las grandes fortunas se aplicará de forma temporal en 2023 y 2024 a los contribuyentes con una riqueza neta superior a los tres millones de euros, restando 300.000 euros de la vivienda habitual en el cálculo, la misma regla que rige para el impuesto del Patrimonio.

El tributo se articulará mediante tres tramos a nivel estatal. El primero, para los patrimonios de entre tres y cinco millones de euros, a los que se aplicará un tipo del 1,7%. Para los que se sitúen entre cinco y siete millones de euros, pagarán un 2,1%, mientras que aquellos que superen los 10 millones de euros tributarán al 3,5%.

Según los cálculos del Ejecutivo, la medida afectará a 23.000 declarantes, el 0,1%del total, con un potencial recaudatorio de 1.500 millones de euros al año. Es decir, 3.000 millones en el periodo de aplicación. No obstante, fuentes de Hacienda matizan que ese objetivo podría ser finalmente más modesto.

La clave está en que, para evitar la doble imposición, los contribuyentes podrán descontarse de este impuesto estatal lo que pagan de Patrimonio en las comunidades autónomas en las que se aplica.

Cambios en el IRPF

Con el objetivo de reducir la brecha de tributación entre las rentas del trabajo y las del capital, el Gobierno incrementará del 26% al 27% el gravamen sobre las rentas de capital superiores a los 200.000 euros.

Para las de más de 300.000 euros, se eleva también dos puntos, hasta el 28%. La medida afectará a un total de 17.814 contribuyentes, con un aumento esperado en la recaudación de 204 millones de euros en 2024.

Rebajas para los que menos ganan

Al mismo tiempo que se produce ese esfuerzo mayor entre los que más ganan, el Gobierno propone cambios que afectarán a los ciudadanos de menores rentas en rendimientos del trabajo. No se tocarán los tramos ni los tipos, sino que se elevará de los 14.000 euros anuales hasta los 15.000 euros el mínimo exento.

De forma paralela, se extenderá la reducción por rendimientos del trabajo desde los que ganan 18.000 euros anuales hasta los que ganan 21.000 euros. La reducción alcanzará así al 50% de los trabajadores, con un ahorro para ellos de 1.881 millones de euros, según el Ministerio.

¿Cómo afectará a tu bolsillo?

Como ejemplo, en el caso de las rentas del trabajo, un trabajador casado con descendientes que tenga un sueldo de 19.000 euros y tribute mediante declaración conjunta dejaría de pagar el IRPF y se ahorraría 331 euros.

Otro caso sería, por ejemplo, el de un trabajador monoparental con dos hijos y un sueldo de 18.500 euros, podrá beneficiarse de un ahorro de 516 euros en el impuesto. Según los cálculos del Ejecutivo, un pensionista mayor de 65 años con una pensión de 16.500 euros al año se beneficiaría de un ahorro estimado en unos 689 euros.

Autónomos

En el ámbito del IRPF también habrá novedades para los autónomos, con una rebaja adicional de 5 puntos en el rendimiento neto de los módulos. Del mismo modo, se eleva del 5% al 7% la reducción para gastos deducibles de difícil justificación.

El Gobierno calcula que se beneficiarán 577.688 autónomos en la rebaja de módulos y 956.452 autónomos en régimen de estimación directa simplificada, con un impacto conjunto estimado en 184 millones de euros.

Lorenzo Amor, presidente de ATA, calificó ayer de «ridículo y tacaño» el anuncio. «Instamos al Gobierno a arrimar el hombro y que deflacte la tarifa del IRPF», solicitó tras conocer el nuevo plan fiscal del Ejecutivo. Desde el sector llevan tiempo solicitando una reducción del IVA a todos los autónomos en su factura energética al 5% «porque hay autónomos que en estos momentos siguen pagando el 21%».

Sociedades: pymes y grandes

En cuanto al impuesto de Sociedades, a la tributación mínima del 15% para las grandes empresas aprobada recientemente, el Gobierno sumará una rebaja del tipo nominal del 25% al 23% del tributo para pequeñas empresas con facturación inferior al millón de euros.

El Gobierno estima en 407.300 las empresas que se beneficarán de la medida, con un impacto de 292 millones de euros de ahorro para ellas.Es decir, cada empresas sujeta a esta rebaja se ahorrará unos 715 euros en el periodo.

A esta medida se sumará un cambio normativo que limitará al 50% la posibilidad de compensar pérdidas de filiales en los grupos consolidados. «Cuando un gran grupo tiene beneficios, también puede deducirse la base imponible de filiales en pérdidas», explican desde Hacienda. Una práctica que seguirá siendo posible, pero de forma limitada a la mitad.

El Estado espera recaudar con esta medida de carácter temporal unos 2.439 millones de euros entre 2023 y 2024 afectando a unas 3.600 empresas, el 0,2% de las declarantes del impuesto de Sociedades.

Bajada del IVA rosa

La ministra María Jesús Montero también confirmó que el paquete de los próximos Presupuestos incluirá una reducción del 10% al 4% en los productos de higiene femenina.

La rebaja afectará a productos como las compresas o los tampones, pero también aplicará sobre otros como preservativos y anticonceptivos no medicinales, con un impacto estimado en la recaudación de unos 24 millones de euros.