Los talleres están tardando entre 15 y 20 días en dar cita para reparar un vehículo. En la imagen, el taller de Electromecánica Todoauto. / Juan Carlos alonso

La falta de coches y el encarecimiento del vehículo de ocasión colapsan los talleres mecánicos de las islas

Los 2.000 negocios de este gremio «no dan abasto» y demoran las citas hasta más de 20 días. Los isleños buscan alargar la vida de sus coches lo máximo posible. No está la situación económica para cambiar de vehículo

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Los cerca de 2.000 talleres de reparación de vehículos de Canarias llevan semanas acumulando largas listas de espera ante la incapacidad de hacer frente al volumen de trabajo que tienen. Mas de 20 días de media están tardando los talleres en dar cita para reparar.

La falta de 'stock' de vehículos nuevos a la venta en los concesionarios por la carencia de semiconductores que ha ralentizado el ritmo de fabricación, unido a la menor oferta y el encarecimiento que ha sufrido el vehículo de ocasión en Canarias -que roza casi los 20.000 euros de media- obliga a los conductores canarios a posponer la decisión de compra y en su lugar, tratan de alargar la vida útil de sus coches más de lo que lo harían en otras circunstancias.

La coyuntura económica incierta, la inflación y la subida de los costes y las hipotecas, que deriva en una merma de la capacidad de compra de los isleños, tampoco ayuda a dar el paso de adquirir un coche. «Hay muchos clientes que están ahogados y te piden que busques una solución para que el coche aguante un poco más. Siempre ha ocurrido pero ahora más», indica al vicepresidente de la Asociación de Talleres Reparadores de Vehículos, Afines y Nuevas Tecnologías de Las Palmas (Atare), José Rodríguez Robaina.

Según indica, también está contribuyendo al colapso de los talleres la falta de repuestos por la crisis de los microchips, sobre todo los relacionados con temas eléctricos, que ni siquiera se encuentran en fábrica.

Ni coches ni piezas de respuesto

«Tenemos coches parados en los talleres porque no hay piezas. Tengo yo uno en concreto que llevo cuatro meses esperando por una», indica Rodríguez, que asegura que muchos de ellos tienen que pedir a a los clientes que se lleven los coches a la espera de la pieza. «Estamos saturados pero tampoco ganamos mucho dinero porque algunos vehículos están parados a la espera de los repuestos», manifiesta. Rodríguez indica que, pese a las largas listas de espera, normalmente los talleres hacen hueco para las pequeñas cosas que les surgen a sus clientes como un cambio de aceite. «Esas cosas se resuelve no podemos seguir sumando cola», manifiesta.

La incertidumbre sobre qué coche comprar, si de combustión o eléctrico, es otro de los motivos que está retrasando la decisión de compra de muchos conductores y que lleva a reparar sin fin el que se tiene, indica Rodríguez, que apunta al déficit de personal como otro factor que influye en su incapacidad para atender tanto volumen de trabajo.

«Los talleres no encontramos mano de obra. Los chicos salen de la FP con el título pero no tienen ni idea de meter mano a un coche. Esto es algo que hay que solucionar. No puede ser que haya profesores que no hayan pisado nunca un taller», se queja Rodríguez.

Los chicos llegan con el título de FP pero poca idea de coches

Según indica, el sector necesita actualmente solo en la provincia de Las Palmas unos 2.000 mecánicos. «Empieza de cero cuando llegan y tardan un año en formarse. Tienes que estar todo el día con ellos y luego te exigen que se les pague como a un oficial», se queja Rodríguez, que hoy precisamente mantendrá un encuentro con responsables del Servicio Canario de Empleo (SCE) para ver cómo se implanta la Formación Dual y se soluciona el problema. « Tenemos una tasa de paro brutal y nosotros buscando unos trabajadores que no hay», indica.

Francisco Javier Almeida, propietario del taller Electromecánica Todoauto, considera que el sector del vehículo de segundo mano está siendo objeto de una «burbuja» que ha disparado los precios ante la escasez de coches nuevos. «Han subido tanto que la gente no está cambiando su vehículo y lo que hace es ir reparando pero en algún momento estallará», dice.

En octubre las transacciones de vehículos de segunda mano cayeron un 12% respecto al año anterior debido a la falta de oferta. Son sobre todo los vehículos seminuevos los que acumulan mayor déficit. El mes pasado, las operaciones de los coches de menos de un año cayeron un 31% en las islas.