Un avión de Vueling despegando de un aeropuerto. / afp

Vueling prepara un ERTE para 4.000 empleados por causas económicas

La aerolínea sigue los pasos de Iberia y Globalia, con procesos similares por si fracasan las negociaciones entre Gobierno y agentes sociales para la extensión de los de fuerza mayor

C. A.

La incertidumbre sobre cómo quedarán los ERTE de fuerza mayor a la espera de las negociaciones que aún mantienen Gobierno y agentes sociales ha forzado al sector aéreo a tomar su propia iniciativa con los sindicatos. Siguiendo los pasos de Globalia y de Iberia, Vueling también está preparando un ERTE por causas económicas para 4.000 trabajadores.

La idea es que si Gobierno, patronal y sindicatos alcanzan finalmente un acuerdo para prorrogar los ERTE de fuerza mayor, situación en la que actualmente se encuentra toda la plantilla de la aerolínea, este expediente quede sin efecto. Pero las dudas en torno a las condiciones del acuerdo obligan a mover ficha cuanto antes.

También lo han hecho ya otras compañías del sector, uno de los más afectados por el golpe de la pandemia y que aún sigue sufriendo las restricciones, especialmente las que persisten en algunos países para los vuelos internacionales. Hace solo unos días era Iberia la que confirmaba que prepara un ERTE para unos 5.000 empleados por causas productivas y organizativas, ante esa posibilidad de que los de fuerza mayor no se prorroguen.

Poco después el grupo Globalia anunciaba un proceso similar, reconociendo que ha planteado a los sindicatos un ERTE para 9.000 empleados, un 60% de su plantilla, como 'plan B' si fracasa el diálogo social.

El número de afectados solo entre estas tres compañías superaría los 18.000 empleados. Una cifra que previsiblemente se ampliará en los próximos días con el sector en bloque preparándose para las nuevas condiciones que puedan presentar los ERTE de fuerza mayor, una herramienta que consideran fundamental para «salvaguardar el empleo durante la peor crisis de la aviación» y que actualmente se aplican a todo el sector turístico.

«Iberia necesita seguir aplicando medidas de ajuste y así se lo informó a sus sindicatos», aseguraba la compañía hace unos días, indicando que, pese a la temporada estival, su operativa continúa en niveles de capacidad entre un 30% y un 35% inferiores a 2019 debido, principalmente, a las restricciones al turismo con EE UU y América Latina.

Temas

Vueling