Un hombre en la sede central de Telefónica. / reuters

Telefónica cifra en 1.500 millones el coste de la salida de 2.700 empleados

La operadora ya ha firmado el plan de bajas incentivadas para empleados, que generará un ahorro de gastos directos de 230 millones anuales a partir de 2023

Clara Alba
CLARA ALBA

Telefónica ha firmado este martes el acuerdo con los sindicatos para su nuevo plan de bajas incentivas al que podrán adherirse los trabajadores que cumplan 55 años o más en 2022 y tengan una antigüedad superior a 15 años.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la operadora estima que si finalmente el grado de aceptación se acerca a los 2.700 empleados previstos, el coste total del proceso ascendería a unos 1.500 millones de euros antes de impuestos, cifra que se contabilizará en el cuarto trimestre de este año.

Por otro lado, el ahorro anual promedio de gastos directos se estiman por encima de los 230 millones de euros a partir de 2023. «En cualquier caso, el impacto en generación de caja será positivo desde 2022 al igual que la captura de ahorros, ya que la salida de empleados se prevé tenga lugar durante el primer trimestre de 2022», indican desde la compañía.

Los analistas anticipan que Telefónica cubrirá todos sus objetivos de adhesión ante las buenas condiciones propuestas para estas bajas incentivadas. En concreto, y según el acuerdo alcanzado con los sindicatos, los empleados que se acojan al plan saldrían de la empresa con un 68% de su salario si nacieron en 1967, o con un 65% si lo hicieron en años posteriores.

La compañía abonará el cien por cien del coste del convenio con la Seguridad Social, por lo que no supondrá costes para las arcas estatales, y mantendrá la póliza de salud, seguro médico y plan de pensiones hasta los 65 años, siempre y cuando los trabajadores aporten su parte en el último caso.