Responsabilidad Social Corporativa, ficha fundamental en las empresas

24/10/2019

Esta materia influye en las decisiones del 77% de los clientes comprometidos. Un empleo de calidad, buen trato y compromiso con el entorno y los empleados son principios clave.

La Responsabilidad Social Corporativa, según la definición del Observatorio de RSC, es «una forma de dirigir las empresas» basada en «la gestión de los impactos que su actividad genera sobre sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, medioambiente y sobre la sociedad en general». En esta línea, la Responsabilidad Social Corporativa se ha convertido en un pilar fundamental en las empresas y un eje clave sobre el que pivota toda su actividad.

La integración de la Responsabilidad Social Corporativa en las empresas es un factor importante para su éxito y su permanencia en el mercado, con especial relevancia en temas tendencia como el cambio climático y los derechos humanos, la calidad de vida de los trabajadores y la equidad salarial. Sin embargo no son los únicos asuntos de relevancia, ya que han tomado importancia también la apuesta por la tecnología y la descarbonización de la economía, la responsabilidad y transparencia fiscal, el activismo empresarial y la diversidad e inclusión social.

LA RSC se mueve bajo el criterio de ‘ actúa local y piensa global’, en base a los 17 ODS de la UNU

Además de estos puntos, se han convertido en ámbitos estratégicos la apuesta por cláusulas sociales y contratación pública, la economía colaborativa, circular y responsable con el medio ambiente, con el reciclaje, la reutilización y la eliminación del plástico como temas de actualidad.

La Responsabilidad Social Corporativa es una doble ganancia para el empresario y consumidor. Como han explicado varios expertos en la jornada Reputación, RSC y Comunicación en el ecosistema digital, los clientes comprarían productos o contratarían los servicios a una empresa con una reputación sólida y comprometida en un 39% más que a una que no la tenga, y si la reputación es excelente, el número se eleva a un 77%.

En este ámbito, actualmente destaca la línea estratégica de actúa local y piensa global, que ha inspirado a las empresas en base a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) firmados en septiembre de 2015 y ratificados por 193 países miembros de Naciones Unidas.

Estado actual de la RSC en España

Aumento. La Global Reporting Initiative (GRI) ha evaluado el grado de la RSC en España, que ha pasado de la posición 30 en el ranking mundial en 2016 a la 25 en 2018, con un nivel de cumplimiento superior a la media global del 16%. En España, los ODS que más y mejor se han integrado en las empresas son la salud, igualdad de género, gestión del agua, la energía y la acción climática.

Impacto social. Un trabajo decente y el crecimiento económico de forma responsable es una de las pautas en las que España ha tratado de incorporarse, al igual que la apuesta por la formación y la educación de calidad. Según el informe de impacto social de las empresas elaborado por la Fundación Seres y Deloitte, el 49% de las empresas participantes son conscientes de la importancia en formación y educación y trabajan proactivamente en ella.

Inversión. El informe realizado sobre 77 grandes empresas nacionales e internacionales, que suponen el 34% del PIB en España, ha registrado más de 9.000 proyectos de Responsabilidad Social Corporativa. Estos programas han contado con una inversión de 846 millones de euros y han llegado a más 32 millones de personas, de los que 24 millones se beneficiaron directamente de estos proyectos.

Colectivos sociales. En este sentido, destacan los proyectos centrados en el empleo, un 32,5% del total, un 46% en el ámbito de la educación y la salud. La integración fue un concepto que abordaron el 59% de ellos, con especial incidencia en colectivos sociales desfavorecidos y en infancia y juventud, con el 62,34%.

Voluntariado. Además, el 89% de las compañías analizadas contaron con programas de voluntariado corporativo, de los que fueron parte activa una media del 8,3% de sus plantillas.

Género. En lo relativo a la igualdad, un 63% de las empresas analizadas por el informe trabaja actualmente para reducir la discriminación por motivo de género tanto dentro como fuera de la oficina . En cuanto a la salud, la economía circular y la responsabilidad para con el medio ambiente, un 63% promueven acciones orientadas al fomento de una vida saludable mientras que un 60% trabaja activamente en la producción y consumo responsable.

Alianzas. Además, un 60% de las empresas estudiadas en el informe ya han establecido alianzas para colaborar activamente desde la unión con los gobiernos, sector público, privado y sociedad civil, en virtud de favorecer el cumplimiento de los objetivos de la ONU.