Borrar
El rescate de Plus Ultra cuestiona la flexibilidad del apoyo estatal

El rescate de Plus Ultra cuestiona la flexibilidad del apoyo estatal

Abre un debate sobre la forma de conceder las ayudas públicas, ya que algunos partidos lo han considerado ideológico

Sábado, 3 de abril 2021, 23:50

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La fiscalización de cualquier rescate público está a la orden del día desde que con la anterior crisis el Estado interviniera parte del sector bancario. No en vano, se trata de inyecciones de dinero de los Presupuestos que van a parar a compañías privadas confiando en su recuperación y, si fuera posible, en la devolución de esos importes. Pero no siempre es así. Bankia es el ejemplo paradigmático de estos auxilios: apenas ha devuelto un 15% de los 22.000 millones que le prestó el Estado.

En esta nueva crisis del coronavirus, ya hay otro controvertido rescate sobre la mesa, el de Plus Ultra. El Consejo de Ministros aprobó el pasado 9 de marzo ayudas con cargo a este fondo para esta compañía aérea cuyos intestinos ya están a la vista de todos. El importe de aquel rescate asciende a 53 millones de euros, que se canalizarán a través de un préstamo participativo de 34 millones y un préstamo ordinario de 19. La empresa dispondrá de un plazo máximo de siete años para amortizar en su totalidad los préstamos recibidos.

El Ejecutivo insistió al anunciar esta acción que el transporte aéreo constituye un «sector estratégico» por su contribución al turismo, uno de los principales motores económicos del país. Pero las dudas rodean a Plus Ultra. La aerolínea opera vuelos de larga distancia a países de Latinoamérica (especialmente, Ecuador, Perú y Venezuela), aunque lo hace con escasísimas frecuencias, solo tiene un avión en activo, y emplea a 345 trabajadores. Para la SEPI este rescate «cumple con los criterios de elegibilidad» que definió el Gobierno.

Noticia Relacionada

Pero los partidos de la oposición se han lanzado contra esta operación al considerar que la aerolínea no reúne los requisitos del Fondo de Apoyo de la SEPI porque «no es una empresa estratégica» y sus pérdidas no son por la pandemia, sino que las arrastra desde su creación. En el fondo, subyacen conexiones con el gobierno venezolano, tal y como apuntan algunos medios.

Solo 150.000 pasajeros

En el PP, donde han pedido una comisión de investigación, señalan que Plus Ultra fue fundada en 2011 y solo tiene cuatro aviones que cubrían los trayectos desde España a Venezuela, Perú y Ecuador, y puntualizan que en 2019 solo realizó 812 operaciones y transportó a 156.000 pasajeros, el 0,03% del tráfico aéreo de España.

Argumentan que en 2019 tenía un patrimonio neto inferior al 50% del capital social de la empresa, lo que era causa de disolución, aunque finalmente se evitó por un préstamo de 6,3 millones de una entidad panameña. Además inciden en que las rutas que ocupa ya estaban cubiertas por Iberia, Air Europa y Avianca.

Por su parte, Vox denuncia que «la vinculación societaria de Plus Ultra con entidades de capital extranjero podrían indicar la existencia de un entramado societario en la que estaría integrada Plus Ultra ULTRA, y cuya matriz sería una entidad con domicilio social en Panamá y de capital venezolano». Citan las compañías Snip Aviation, Flyspain y Sky Solution.

Esta misma semana, Plus Ultra anunciaba que a partir del 12 de abril retomará de forma escalonada sus vuelos entre España y Perú. Lo hará con las rutas Madrid-Lima y Lima-Madrid los días 12 y 26 de abril; en mayo y junio lo hará con una frecuencia semanal todos los lunes; y a partir de julio, con dos vuelos a la semana.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios