Radiografía del IPC canario

01/04/2019

El IPC subió un 0,7% en febrero en relación al mismo mes del año anterior. Los productos que han registrado un incremento mayor en el segundo mes del año han sido el tabaco, el alcohol y la reparación de calzado.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) en Canarias ha experimentado en las islas a lo largo de los dos primeros meses del año una bajada de 1,2%, sin embargo, este descenso tiende a estabilizarse ya que en febrero ha aumentado 0,1% en relación a enero. Teniendo en cuenta el valor interanual, en febrero de 2019 en relación con el año anterior, este aumento se sitúa en un 0,7%, tal y como ha informado el Instituto Nacional de Estadística.

Este valor sigue una línea marcada por el encarecimiento anual del 7,9% registrado el pasado año, sobre todo en productos como bebidas alcohólicas y tabaco, que fueron las industrias clave del alza del IPC isleño en relación a febrero de 2018.

En este sentido, y por sectores específicos, el IPC en el archipiélago aumentó un 8,9%, en su índice de precios en tabaco, un 5,6%, en las bebidas alcohólicas y un 3,7%, en la reparación de calzado, al contrario que en aceites y grasas que experimentaron un descenso del 10,6%, del 8,1%, en legumbres y hortalizas frescas y de un 7,8%, en el caso del transporte público interurbano.

A nivel general, durante 2018 en España la inflación media nacional fue del 1,2%, por lo que las islas volvieron a ser por tercer año consecutivo una de las comunidades con cierre de ejercicio en positivo. Aunque en 2018 los precios se mantuvieron al alza, en general en todo el territorio nacional se experimentó un entorno de moderación, con valores entre 0,8 y el 2%. Estas oscilaciones también estuvieron marcadas por los precios de los carburantes, entre otros sectores.

Por sectores. En las islas, y usando el mes de febrero de referencia, el IPC de alimentos y bebidas no alcohólicas experimentó un incremento de un 0,45% con respecto al mes anterior, lo que en relación a las bebidas alcohólicas y el tabaco supuso un aumento del 3,66% en relación a enero, y a nivel interanual de un 7,88%.

Esta cifra es más moderada en el sector del vestido y calzado, donde el Índice de Precios de Consumo disminuyó un 1,89% en referencia a enero, lo que interanualmente significó un +0,79%. Por su parte, en lo relativo a vivienda, el agua, electricidad, gas y combustibles el IPC canario se redujo un 1,25% desde enero, un +0,39% respecto al mismo mes en 2018.

En muebles y artículos del hogar cambió en un -1,25% con respecto al mes anterior, y en sanidad se experimentó un ligero aumento del 0,05%. En el ámbito del transporte entre enero y febrero el IPC disminuyó un 0,13%, un 1,65% interanual, y en el campo de las comunicaciones se dio la misma cifra en su variación mensual y 1,65% en la anual.

En ocio y cultura la variación fue de un 0,41 entre enero y febrero de 2019, mientras que a nivel anual fue de 1,44%. La enseñanza se mantuvo estable, con -0,44% de variación interanual, mientras los hoteles y restaurantes registraron un aumento mensual de 0,37% y de 1,48% interanual.

Competitividad y consumo

Favorable. Los expertos y especialistas en la economía de las islas han valorado estas cifras de positivas, ya que a su juicio supone un comportamiento favorable para la comunidad autónoma, debido a la coyuntura actual de desaceleración económica.

Competitividad. Como ha expresado el presidente de la Cámara de Comercio de la provincia tinerfeña, Santiago Sesé, «unos precios moderados eliminan presión sobre los costes de las empresas y el poder adquisitivo de los consumidores canarios, por lo que es un buen momento para abordar cambios, reformas y aplicar medidas que mejoren la competitividad en las islas».

Salarios. Con este entorno, los economistas valoran que se puede mejorar la competitividad de las empresas e impulsar una mayor productividad en los trabajadores, cuyos salarios deben ser aumentados a razón del IPC y de mejoras cualitativas según resultados.