Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 13 de julio
Objetivo: Salud

Objetivo: Salud

Hábitos de vida, deporte y alimentación conforman la fórmula de la empresa saludable. Las compañías comprometidas han puesto en marcha campañas y ventajas para los empleados que impulsan esta política.

L.B.L / Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 24 de octubre 2019, 13:07

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Responsabilidad Social Corporativa ha heredado el compromiso de velar por la salud de las personas, a través del fomento de un estilo de vida saludable, tanto entre los empleados como los clientes o consumidores. Actualmente, la promoción de hábitos saludables o rutinas orientadas a mejorar la calidad de vida tienen un concepto amplio, también en la Responsabilidad Social Corporativa, ya que como han indicado los expertos, los hábitos de vida representan el 30% del estado de salud en general de una persona.

Fomentar este estilo de vida como valor integrado en la empresa, en trabajadores o clientes, no solo mejora la imagen del negocio con una visibilidad más positiva, sino que alienta la motivación y el rendimiento de la plantilla y, por tanto, el retorno de la inversión.

Según asegura el último informe de la Agencia Europea de Salud y Seguridad, en el 75% de los lugares de trabajo en Europa existen riesgos para la salud, derivados del estrés, una excesiva carga o por inseguridad laboral. Las enfermedades vinculadas al trabajo suponen en Europa entre un 3 y un 5% de gasto anual de PIB, causando muertes evitables en 4.000 casos por accidente, y más de 160.000 casos de enfermedades derivadas.

En Europa actualmente un tercio de las empresas ya han integrado un plan contra el estrés, que trata de paliar una situación globalizada como los tiempos ajustados, de los que se aquejan un 37% de los trabajadores encuestados, o trabajar demasiado rápido, algo que afecta al 34% de los perfiles analizados en este estudio. Para paliar el estrés, falta de sueño, obesidad, o problemas de bienestar mental, que actualmente sufren el 38% de los europeos, se han puesto en marcha una serie de medidas estratégicas en RSC, que son parte de un 38% de las empresas.

Entre las acciones de las empresas responsables con la salud y la mejora en los hábitos de vida destaca la creación de la Red de Empresas Saludables del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT), la Declaración de Luxemburgo y el modelo de Empresa Saludable.

Movilidad sostenible. Las medidas que las empresas han puesto en funcionamiento para incentivar a sus empleados a una vida más saludable y unos hábitos más responsables, abordan no solo la salud sino también el medio ambiente, con acciones en movilidad.

Evitando atascos, promoviendo el ejercicio físico, reduciendo emisiones de CO2 y mejorando el valor social con un plan de movilidad sostenible en las empresas. La RSC se suma a esta actividad, ofreciendo a sus empleados ventajas por contribuir a este nuevo modelo saludable y sostenible con vehículos no contaminantes, con incentivos personalizados y gestión por objetivos, entre otras ventajas.

La movilidad en bicicleta supone, según los estudios, un 15% más de productividad en los empleados, reduce un 25% el absentismo laboral, y en empresas de más de 500 empleados supone una reducción de más de 1.250 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Apuesta por el deporte. En España el interés por el deporte se sitúa por encima de la media europea, lo que ha hecho aún más fácil la integración de este tipo de acciones en la RSC de las empresas comprometidas. Competiciones dentro y fuera de la empresa, por equipos, campeonatos internos, partidos solidarios, recaudación de fondos para acciones sociales son solo algunas de las opciones más populares para unir una plantilla laboral de la mano del deporte.

Los programas de salud laboral presentan de esta forma la tríada de ejercicio físico, nutrición sana y descanso. El seguimiento de un programa, como ha sido verificado por expertos, tiene una influencia positiva sobre la productividad, satisfacción laboral, bienestar y sentimiento de pertenencia entre la empresa saludable y el trabajador comprometido.

Comida real y salud

Conciencia. La RSC en lo relativo a la nutrición y alimentación ha sufrido un giro de 180 grados. En Europa y entrando de lleno ya en España, la cultura del cuidado de la alimentación, la apuesta por la agricultura y ganadería ecológica y el rechazo a los químicos y ultraprocesados ha llegado para quedarse. Por ello, en las empresas se ha integrado en su RSC la eliminación de ciertos ingredientes y componentes, como es el compromiso de eliminar los azúcares añadidos, el aceite de palma, diseñar etiquetas más veraces y fáciles de entender para el consumidor o impulsar campañas de alimentación saludable.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios