La lucha contra el coronavirus

‘No’ de los municipios turísticos a bajar más impuestos al sector

02/04/2020

Los empresarios piden a los alcaldes que eliminen el IBI tras el cierre obligatorio de todos los alojamientos y negocios relacionados. Bueno asegura que esa medida está en manos del Consejo de Ministros y no es potestad de los consistorios

La vicepresidenta de la Asociación de Municipios Turísticos de Canarias (AMTC), Onalia Bueno, expresó este miércoles el apoyo unánime de estos municipios al sector, si bien advirtió de que la reducción que reclama del IBI la tiene que autorizar el Consejo de Ministros.

La también alcaldesa de Mogán, que es uno de los 13 municipios que conforman la asociación, destacó a EFE que en el caso del Ayuntamiento que rige se ha decidido suspender las tasas municipales de aquellas actividades que han tenido que cesar debido al estado de alarma decretado por la pandemia de coronavirus. Bueno dijo desconocer los acuerdo que han adoptado los otros doce municipios en este sentido, si bien recalcó que la mayoría ha optado por el aplazamiento del pago de tasas, pues tienen claro que es preciso apoyar en estos momentos a la industria turística, el motor económico de Canarias.

Hasta disponer de la autorización del Gobierno, según Bueno, los ayuntamientos solo pueden aplazar el pago del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles de Naturaleza Urbana) y el IAE (Impuesto de Actividades Económicas), en respuesta a la petición de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas, que también ha reclamado la suspensión de tasas por el «cero turístico».

La alcaldesa explicó que los ayuntamientos pueden modificar el IBI pero solo antes del 31 de diciembre de cada año, por lo que este «veto lo tiene que levantar el Consejo de Ministros», al tiempo que indicó que en Mogán lo que se ha decidido es un aplazamiento sin tope temporal para los empresarios afectados por el cese de actividad. «Mogán no va a poner límite, hay que ser flexibles ante esta situación», remarcó.

Los hoteleros tienen una carga importante por el IBI, por lo que está de acuerdo en que el Gobierno autorice que los empresarios no paguen la parte proporcional de este impuesto con respecto al periodo en el que no han tenido actividad, ha indicado Bueno. Así mismo, insistió en que la merma de ingresos que van a sufrir los ayuntamientos es preciso que se supla con el superávit acumulado y que se encuentra en los bancos, posición que respalda de manera unánime la Federación Española de Municipios y Provincias, que se niega a ceder estos remanentes a otras administraciones.

De los 13 municipios que integran la Asociación, siete superan los 525 millones de euros en los bancos, lo cual es «mucho dinero ocioso», que tendría que revertir en empresarios, pymes y autónomos. Bueno indicó que aún desconoce el dinero que se dejará de ingresar en Mogán, «pero el roto está claro», por lo que, al igual que el resto de las administraciones, tendrá que reajustar su presupuesto.

El sector turístico en Canarias, entre la actividad directa e indirecta, sufrirá este año unas pérdidas de facturación que podrían alcanzar como mínimo los 4.718 millones de euros, lo que supondrá una caída de un 25,9%, por el coronavirus, según las previsiones de la alianza Exceltur.

Naviera Armas Trasmediterránea informó este miércoles que desde que entró en vigor el estado de alarma en España por la pandemia de coronavirus Covid-19 ha transportado 2.500 camiones entre la Península y Canarias.

Este volumen de vehículos ha implicado la movilización, en estas rutas, de casi 27.000 toneladas de mercancía, tanto entre la Península a Canarias como dentro de este archipiélago. Entre la Península y Baleares la naviera ha transportado en este tiempo, es decir, desde el pasado 16 de marzo, más de 8.000 camiones y casi 90.000 toneladas, mientras que entre las islas de esa comunidad se han movilizado más de 30.000 toneladas de mercancías. Desde la Península a Ceuta y Melilla, Naviera Armas Trasmediterránea ha transportado 3.000 camiones, lo que significa alrededor de 32.000 toneladas de mercancías, según detalla la nota. «A pesar de las grandes pérdidas económicas» que esta crisis le está provocando, la compañía ha manifestado su compromiso de «garantizar el abastecimiento de las mercancías, tan necesarias ahora mismo».