Marta Ortega, presidenta de Inditex, en una imagen distribuida por la compañía. / R. C.

Marta Ortega asume las riendas de Inditex tras 17 años de Pablo Isla

La hija del fundador de la multinacional coge el timón con más de 500 tiendas cerradas en Rusia por la guerra pero con beneficio récord

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZ Madrid

La guerra empaña ligeramente la llegada de Marta Ortega a la presidencia de Inditex, que pese a haber registrado un beneficio récord tras la pandemia, cuenta con más de 500 tiendas cerradas por la crisis entre Ucrania y Rusia, el segundo mayor mercado para la multinacional de moda española.

Ortega asumirá las riendas con carácter no ejecutivo, ya que tras la salida de Pablo Isla, será Óscar García Maceiras quien controle la gestión de la empresa textil. Y seguir los pasos de Isla no es tarea fácil después de que la compañía se haya revalorizado unos 52.000 millones de euros en valor bursátil desde que en 2005 se pusiera al frente de la compañía con sede en Arteixo.

En una carta remitida a la plantila del grupo, Ortega les pide «apoyo y paciencia» mientras sigue aprendiendo «de todos cada día». «He nacido y crecido en Inditex, y no ha habido un solo momento de mi aún corta carrera en el que no me haya sentido abrumada por la involucración, profesionalidad, espíritu de superación y sobre todo humanidad de cada uno de vosotros», destacó en la misiva, en la que agradece su trabajo a su padre, Amancio Ortega, y a Pablo Isla.

La Bolsa ha recibido con cautela este cambio y en los primeros compases de la sesión las acciones de Inditex caían cerca del 1%, hasta situarse en 19,70 euros por título. Sin embargo, a mediodía la multinacional ya subía más de un 2,5% en el parqué madrileño, con los títulos a 20,26 euros.

Pero Ortega no llega de nuevas. Lleva desarrollando su actividad en distintas áreas del grupo Inditex los últimos quince años. Sobre todo su trabajo ha estado centrado en esta última etapa en reforzar la imagen de marca y la propuesta de moda de Zara, un área que no obstante seguirá supervisando. «He vivido esta empresa desde mi infancia y he aprendido de todos los grandes profesionales con los que he trabajado durante los últimos quince años. Siempre he dicho que dedicaría mi vida a desarrollar el legado de mis padres, mirando al futuro pero aprendiendo del pasado y al servicio de la compañía, nuestros accionistas y nuestros clientes, en el lugar donde se considere que soy más necesaria», afirmó tras ser nombrada presidenta.

Impulso del online

La nueva presidenta no ejecutiva quiere seguir impulsando las ventas online, de forma que superen el 30% de los ingresos en 2024. La pandemia dio un gran empujón a esta sección y 2021 ya cerró con casi 7.500 millones de euros de ingresos por este lado, un 14% más tras el notable incremento del 77% de 2020. El canal online supone actualmente el 25,5% del total de las ventas.

Marta Ortega cobrará un millón de euros en su nuevo cargo, 900.000 como presidenta del consejo de administración y otros 100.000 en calidad de consejera. Por su parte, García Maceiras -que lleva en su cargo desde noviembre- tendrá un sueldo fijo de 2,5 millones, frente a los 1,16 millones de Carlos Crespo (el anterior consejero delegado) que, no obstante, tenía menos funciones que el actual.

Nuevo director de Comunicación

En esta nueva etapa para Inditex, la compañía ha anunciado el nombramiento de Raúl Estradera como nuevo director de Comunicación del grupo en sustitución de Jesús Echevarría, que seguirá vinculado a la compañía desarrollando nuevos proyectos en dependencia del consejero delegado, según ha anunciado la empresa este viernes.

Estradera cuenta con una larga experiencia previa en Inditex, donde desarrolló su actividad profesional entre 2000 y 2015, siempre en el área de Comunicación. Ese año fue nombrado director de Comunicación y Relaciones Institucionales del Grupo Pontegadea y de la Fundación Amancio Ortega.