Los puertos verdes son posibles

19/12/2019

El desarrollo económico de los puertos y la gestión sostenible de los mismos es viable y beneficioso para la industria.

En unos días en los que se ha celebrado la 25ª Conferencia del Clima de la ONU (COP25), y una gran cantidad de países han tomado conciencia sobre el problema del cambio climático, los puertos de todo el mundo también pueden jugar un papel vital en una gestión responsable del planeta.

Su sostenibilidad se puede conseguir, como así llegaron a la conclusión más de 150 expertos de 11 países que debatieron en Vigo, en el año 2013, en el marco de la I edición de la Green Energy Ports Conference.

Un puerto sotenible es aquel que entre sus características puede ofrecer suministro eléctrico desde tierra a los barcos.

Para recorrer este camino, un puerto sustentable debe realizar su actividad de forma que sea capaz de responder a las necesidades del presente, pero sin comprometer a las próximas generaciones en su desarrollo. Es decir, se pueden reducir costes, logrando causar el mínimo impacto y, llevando a cabo a su vez, medidas de mejora y control en la calidad del agua, aire, ruidos y residuos.

Este modelo de planificación portuaria lo que busca es disminuir el gasto de energía, con un uso eficiente de la misma y, por otra parte, impulsar la sostenibilidad ambiental del transporte marítimo, aminorando las emisiones contaminantes ligadas a la gestión diaria de los puertos.

De hecho, este tipo de gestión ecológica ya se lleva a cabo desde hace años en el norte de Europa, donde las leyes obligan a las administraciones portuarias a reducir sus emisiones nocivas, incentivando el desarrollo de este tipo de protocolos. Además, desde el año 2001, la Unión Europea cuenta con una Estrategia de Desarrollo Sostenible con el objetivo de constituir un marco a largo plazo para la sostenibilidad y potenciamiento del crecimiento económico, la cohesión social y la protección del medio ambiente.

Guía de la gestión energética

Competitividad. Puertos del Estado define este reto como «uno de los principios que deben regir el modelo de planificación y de gestión de los puertos». La finalidad de esta guía es contribuir a mejorar la competitividad de los puertos, reduciendo los costes de gestión energética y realizando un uso más eficiente de la misma. Y, por otro lado, impulsar la sostenibilidad ambiental del transporte marítimo, reduciendo las emisiones contaminantes ligadas al uso de la energía.