La Responsabilidad Social Corporativa en la estructura organizativa

24/10/2019

La combinación con el departamento de Recursos Humanos resulta fundamental para seleccionar perfiles laborales que tengan la misma filosofía que la empresa, algo necesario para realizar un mejor trabajo

El desarrollo de la Responsabilidad Social Corporativa se consigue a través de la colaboración de todos los actores de la empresa. A su vez, estas políticas afectan a todas las instancias que intervienen en la organización, por lo que es necesario aplicarlas de abajo arriba.

El departamento de Recursos Humanos será el encargado de comunicar e involucrar a cada uno de los trabajadores. Debe garantizar que las políticas de RSC lleguen y se transmitan a todas las áreas como si formara parte de la cultura de empresa.

Esto no excluye que los empleados sean sujeto beneficiario de estas políticas. La organización debe asegurar que los programas también se ajusten a las necesidades de los trabajadores.

Selección de candidatos

A la hora de acceder a un puesto de trabajo en la empresa, la RSC también va a jugar un papel fundamental, en consonancia con el departamento de RRHH.

Así pues, conocer la personalidad de los futuros empleados reportará beneficios directos a la empresa. Para lograrlo se pueden conocer sus perfiles sociales y echar mano así de las ventajas de la era digital. En este sentido, la gran mayoría de empresas ya revisan las cuentas sociales de sus candidatos. De hecho, algunas descartan opciones porque lo descubierto en las redes se alejaba por completo del perfil que buscaban. Lo que hace unos años eran buenas intenciones hoy es un gran factor estratégico.

La RSC habla de la capacidad para asumir de forma eficaz los cambios constantes que vivimos. En la propia entrevista podremos saber de esta capacidad. Su actividad en las redes reflejan muchos datos de su personalidad que permitirá intuir si comparte los valores corporativos.

Así pues, por su propia definición, afecta de igual manera al empleado, que al posible cliente, a los proveedores o a los directivos de la empresa, ya que todos ellos son miembros activos de la misma sociedad.

De acuerdo con la descripción que hace el Consejo Mundial de Empresas por el Desarrollo Sostenible (WBCSD, por sus siglas en inglés), «la RSC es el compromiso que adquiere una empresa para contribuir al desarrollo económico sostenible por medio de la colaboración con sus empleados, sus familias, la comunidad local y la sociedad, con el objeto de mejorar la calidad de vida».

Se trata, por tanto, de una política transversal a todas las actividades e instancias que intervienen en un negocio. Además, de acuerdo con numerosos autores, debe aplicarse de abajo arriba, empezando por el departamento de recursos humanos, ya que, al encargarse éste de gestionar el recurso básico de toda empresa, el empleado, está llamado a convertirse en el catalizador de dicha política. Recursos humanos es el área encargada de que la política de RSC se extienda por todas las áreas del negocio.