La Justicia europea multa a Google con 4.125 millones por monopolio

El TJUE considera que la tecnológica rompe el mercado con el uso de su sistema operativo

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha impuesto una sanción millonaria a Google en función de las leyes antimonopolio al considerar que la compañía ha utilizado su sistema operativo móvil Android para aplastar a sus rivales. La multa será finalmente de 4.125 millones de euros.

«El Tribunal General confirma en gran medida la decisión de la Comisión de que Google impuso restricciones ilegales a los fabricantes de dispositivos móviles Android y operadores de redes móviles para consolidar la posición dominante de su motor de búsqueda», ha indicado el tribunal. «Para reflejar mejor la gravedad y la duración de la infracción, el Tribunal General considera apropiado, sin embargo, imponer una multa de 4.125 millones de euros a Google, su razonamiento difiere en ciertos aspectos del de la Comisión», argumentan los jueces.

La Comisión Europea denunció a Google en 2018 por firmar contratos ilegales con los fabricantes de Android que no cumplían con la ley antimonopolio. El juicio de aquel entonces sentenció a la multinacional a pagar una multa de 4.340 millones de euros, que finalmente ha sido rebajada en unos 200 millones. El TJUE debía determinar este miércoles si la compañía debe cumplir con dicha cuantía o si la modificaban o anulaban el pago.

Las acusaciones Bruselas aseguraban que Google exigía a los fabricantes de dispositivos Android a instalar su motor de búsqueda y su navegador Chrome a cambio de las credenciales de Play Store. Además, sus investigaciones apuntaban que la compañía también pagaba a las marcas tecnológicas para que no instalasen ningún buscador alternativo a Google Search.

Por su parte, Google desestimó dichas afirmaciones y pidió una segunda opinión por parte del TGUE. La compañía comentó que las acusaciones de la CE eran totalmente falsas y que la instalación de apps rivales estaba a un solo clic. Asimismo, aprovechó para atacar a Apple que, según decían, sí que imponía y daba preferencias a sus propios servicios como Safari en los iPhone.