Aeronaves de Ibera y Air Europa. / Reuters

Iberia paraliza la compra de Air Europa mientras evalúa otras opciones

La aerolínea integrada en IAG comunica que está muy cerca de rescindir un acuerdo tocado por la pandemia y las reticencias de Bruselas

Arturo Cervellera
ARTURO CERVELLERA

IAG, la firma que integra a Iberia, desiste, por el momento, de comprar a Globalia otra de las principales aerolíneas nacionales, Air Europa. Las empresas han confirmado que se encuentran en negociaciones «avanzadas» para rescindir el acuerdo que firmaron para la adquisición de la compañía aunque nadie se atreve a confirmar que esto signifique que no se materializará la absorción en un futuro.

En un escueto comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a primera hora de la mañana y firmado por el director financiero de IAG, Stephen Gunning, se ha secundado que darán marcha atrás al acuerdo que firmaron en noviembre de 2019 y que modificaron en enero de 2021, para que Iberia adquiriera la totalidad de Air Europa.

Conforme ha avanzado el día ha ganado fuerza la tesis de que esta paralización puede ser el primer paso para un futuro acuerdo. «Veamos si finalmente podemos encontrar la manera de hacerlo», ha destacado el consejero delegado de IAG, Luis Gallego, en la conferencia online Capa Live, según informó la agencia Reuters. Unas declaraciones que han reavivado los rumores de que Iberia no tira la toalla, ni mucho menos y más después de que añadiera que se evalúa si hay opciones para otro tipo de alianza. Lo que sí ha querido dejar claro Gallego es que no se va a seguir con la estructura actual. No se descarta una nueva comunicación en este sentido en las próximas horas.

Situación actual

de las compañías

La pandemia ha golpeado a todo el sector pero ha dejado en una situación más comprometida a Air Europa

Pasajeros de las aerolíneas

(en millones de personas)

Año

40

19

2019

13,32

6,46

2020

18,4

2021

(hasta nov.)

6,76

Aviones de las aerolíneas

151

66

2019

131

52

2020

Empleados

17.452

4.238

2019

15.166

2.917

2020

Resultados de las matrices

(en millones de euros)

IAG

Globalia

1.715

25,7

2019

-6.923

-427

2020

-2.622

2021*

*(hasta el tercer trimestre)

0

0

No hay datos

Fuente: Aena, IAG y Globalia

L. CARVAJAL

Situación actual de las compañías

La pandemia ha golpeado a todo el sector pero ha dejado en una situación más

comprometida a Air Europa

Pasajeros de las aerolíneas

(en millones de personas)

Año

40

19

2019

13,32

6,46

2020

18,4

2021

(hasta nov.)

6,76

Aviones de las aerolíneas

151

66

2019

131

52

2020

Empleados

17.452

4.238

2019

15.166

2.917

2020

Resultados de las matrices

(en millones de euros)

IAG

Globalia

1.715

25,7

2019

-6.923

-427

2020

-2.622

2021*

*(hasta el tercer trimestre)

0

0

No hay datos

Fuente: Aena, IAG y Globalia

L. CARVAJAL

Situación actual de las compañías

La pandemia ha golpeado a todo el sector pero ha dejado en una situación más comprometida a Air Europa

Pasajeros de las aerolíneas

(en millones de personas)

Empleados

17.452

4.238

2019

Año

40

19

2019

15.166

2.917

2020

13,32

6,46

2020

Resultados de las matrices

(en millones de euros)

18,4

2021

(hasta nov.)

6,76

IAG

Globalia

Aviones de las aerolíneas

1.715

25,7

2019

151

66

2019

-6.923

-427

2020

131

52

2020

-2.622

2021*

*(hasta el tercer trimestre)

0

0

No hay datos

Fuente: Aena, IAG y Globalia

L. CARVAJAL

La base del primer acuerdo de 2019 ha quedado más que desfasada debido, en gran parte, a la pandemia y sus consecuencias económicas. En un primer momento el montante puesto encima de la mesa era de 1.000 millones de euros, pero tras un 2020 nefasto para el turismo se redujo la cantidad a 500 millones.

¿Por qué? Pues principalmente debido a la complicada situación económica de Air Europa. La firma ya arrastraba algunos problemas que la crisis sanitaria ha agudizado y le ha dejado en una situación mucho más comprometida que sus competidores en un contexto más que negativo. Las pérdidas de su matriz Globalia en 2020 ascendieron a 427 millones de euros.

Esta suma de acontecimientos obligó a Air Europa a pedir un rescate al Gobierno, a través de la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI), por 475 millones. De forma paralela, se logró otro préstamo del Instituto de Crédito Oficial (ICO) de 140 millones y los plazos de vencimientos son muy ajustados.

Por su parte, IAG registró unas pérdidas de 2.622 millones hasta septiembre. Una cifra negativa pero que también implica que se ha recortado a la mitad los números rojos de 5.576 millones de euros que se anotó en el mismo período del ejercicio anterior. Sus aerolíneas presentan una mejor evolución y recuperan mucho más rápido los pasajeros en 2021 mientras que Air Europa se mantiene este año con registros muy parecidos a los de 2020, en parte debido a su dependencia de trayectos más internacionales. IAG ha caído en Bolsa un 4,5%.

La cancelación de la compra con las condiciones actuales evitaría un deterioro de sus cuentas. «IAG inició la crisis del Covid con uno de los balances más saneados de la industria y además ha realizado operaciones destinadas a fortalecerse», destacó Pilar Aranda, analista de Bankinter.

Unión Europea

Los responsables de Iberia ya habían avisado que conforme pasaba el tiempo se complicaba una operación que también contaba con reticencias importantes en la Unión Europa. La clave, la competencia. En las últimas semanas Bruselas había informado que sería necesario que, tras la compra, IAG se desprendiese de determinadas frecuencias que terminarían en terceros. Pese a algunas cesiones de Iberia, parecía cada vez más claro que las instituciones comunitarias iban a bloquear la transacción.

La paralización podría ser el primer paso de cara a establecer un nuevo marco. De esta forma habría una base más sólida para materializar una compra que, si no sale adelante, implicará una multa de 40 millones para Iberia, tal y como figuraba en el primer documento. De hecho, no se descarta que se abone esta cantidad o incluso más por parte de Iberia para dar aire a Air Europa antes de negociar, con una mejor posición, otro trato.

IAG no solo cuenta con la marca Iberia sino también con British Airways, Vueling, Aer Lingus y Level. Un palmarés al que pretendía añadir a Air Europa con el objetivo de contar con una posición más dominante en Latinoamérica y reforzarse en España y Europa. Además, competiría con más fuerza contra otros exponentes como Air France.

En este contexto, la situación del Gobierno es más que comprometida ya que se asume que si la operación no se materializa o aparece otro comprador será necesario otro rescate si se quiere evitar la quiebra. Algo que se quiere evitar a toda costa. Fuentes del Ejecutivo se limitan a señalar que Air Europa «es una compañía estratégica para España por su importancia para el sector de la aviación y el sector turístico» y que el Gobierno ha dejado claras sus intenciones desde el primer momento prestando su apoyo. «Queremos enviar un mensaje de tranquilidad a los empleados, los clientes y proveedores de Air Europa» indican, antes de añadir que van a analizar las distintas opciones.