Sede de Euskaltel. / r. c.

El Gobierno aprueba la compra de Euskaltel por parte de MásMóvil

El único trámite que queda para que la operación sea definitiva es el visto bueno de la CNMV

Clara Alba
CLARA ALBA

El Gobierno ha dado luz verde a la oferta pública de adquisición (OPA) de MásMóvil sobre Euskaltel. Una operación que ahora tiene que pasar el 'ok' de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para cerrarse de forma definitiva.

Según confirman fuentes cercanas a la operación, el Consejo de Ministros aprobó el martes la fusión, pero no tiene la obligación de comunicarlo en las referencias que ayer, además, se publicaron a última hora del día. En ellas no hay mención a la decisión del Ejecutivo, que sí habría confirmado ya a las partes el visto bueno a la compra.

La operación anunciada el pasado 28 de marzo tenía que pasar el trámite de la aprobación del Gobierno por la actual normativa que regula las inversiones extranjeras en empresas estratégicas, con la denominada 'acción de oro' que se puede reservar el Ejecutivo ante la llegada de inversores internacionales en empresas consideradas como estratégicas. Hay que tener en cuenta que MásMóvil está controlada por los fondos Cinven, KKR y Providence.

Potencial

Con la operación, MásMóvil aspira a reforzar su posición de crecimiento en el mercado de las telecomunicaciones en España.

Tal y como se anunció en marzo, MásMóvil pagará 11,17 euros por cada acción de Euskaltel, lo que en el momento del anuncio implicaba una prima del 26,8% respecto al precio medio de los títulos de la compañía en sus últimos seis meses. Así, el desembolso a realizar estaría valorado en unos 2.000 millones de euros.

Euskaltel es una de las principales compañías españolas de telecomunicaciones que ofrece un amplio rango de servicios y soluciones a clientes residenciales y de empresa. Sus marcas, Euskaltel en el País Vasco, R en Galicia y Telecable en Asturias, llevan más de 25 años en el mercado y son uno de los operadores de referencia en servicios convergentes de telecomunicaciones en sus respectivos territorios. Además, a través de la marca Virgin telco, Euskaltel ha iniciado recientemente su estrategia de expansión nacional.

La suma de ambas compañías dará lugar a un grupo con cerca de 14 millones de líneas, unos ingresos estimados de aproximadamente 2.700 millones de euros, 26 millones de hogares conectados con fibra, y más de 1.500 empleados, con fuerte presencia en todo el territorio nacional.