Carlos Ghosn, en una entrevista en la sede de Renault-Nissan en Yokohama (Japón). / REUTERS

Francia emite una orden de detención internacional contra el ex jefe de Renault-Nissan

Carlos Ghosn se encuentra desde finales de 2019 en el Líbano tras protagonizar una rocambolesca fuga para escapar de la justicia japonesa

BEATRIZ JUEZ Corresponsal en París

La justicia francesa ha emitido una orden de detención internacional contra Carlos Ghosn, ex jefe de la alianza Renault-Nissan, en el marco de una investigación por malversación de bienes sociales y blanqueo de dinero, informó la prensa francesa.

El juez de instrucción del Tribunal de Nanterre investiga unos pagos de unos 15 millones de euros considerados sospechosos entre la alianza Renault-Nissan y el distribuidor del fabricante de automóviles francés en Omán, Suhail Bahwan Automobiles (SBA).

El juez de instrucción de Nantere emitió cinco órdenes de detención internacionales contra Ghosn y contra los actuales propietarios y ex ejecutivos de la empresa SBA de Omán. Si la orden de arresto es ejecutada, Ghosn será directamente presentado ante un juez de instrucción de Nanterre, que le notificará su imputación, precisa la prensa francesa.

Ghosn se encuentra desde finales de 2019 en el Líbano tras protagonizar una rocambolesca fuga para escapar de la justicia japonesa. El ex jefe de Renault-Nissan, que había sido arrestado en Tokio en noviembre de 2018 por irregularidades financieras, se encontraba en libertad condicional a la espera de juicio y tenía prohibido salir de Japón.

A pesar de que la policía japonesa lo vigilaba las 24 horas, Ghosn logró huir del país a finales de diciembre de 2019 gracias a la ayuda de una empresa de seguridad privada que lo sacó clandestinamente de Japón. Tras hacer escala en Turquía, se instaló en Beirut (Líbano), donde vive actualmente.

Ghosn dimitió en enero de 2019 de su puesto de presidente del consejo de administración y de director general de Renault. El empresario, nacido en Brasil y de origen libanés, tiene tres nacionalidades: francesa, libanesa y brasileña. Líbano no tiene tratado de extradición con Japón.