Canaragua, primera y única empresa acreditada en la detección del SARS-CoV-2 en aguas residuales

Este mes se empieza en Arona por parte de Canaragua los primeros análisis para la detección y cuantificación del virus

CANARIAS7 Las Pamas de Gran Canaria

Desde el mes de mayo Canaragua fue pionera en las islas en ofrecer a clientes públicos y privados este servicio de vigilancia que facilita la mayor capacidad de detección posible del virus. Este mes se empieza en Arona por parte de Canaragua los primeros análisis para la detección y cuantificación del virus SARS-CoV-2.

Ante la actual situación excepcional en la que nos encontramos provocada por la pandemia de la COVID-19, resulta imprescindible desarrollar sistemas de vigilancia que faciliten la mayor capacidad de detección posible del virus, tanto en pacientes leves como en asintomáticos para poder tomar decisiones sanitarias con la mayor celeridad posible.

La capacidad de estos sistemas de vigilancia para detectar y cuantificar la presencia del virus en las aguas residuales ha quedado demostrada, convirtiéndose en una herramienta epidemiológica fundamental de alerta temprana para identificar, de forma precoz, su presencia.

El análisis rápido en laboratorio del virus por q-PCR es un pilar básico fundamentado en métodos robustos y fiables que garantizan la calidad de los resultados. Labaqua, ha obtenido la acreditación por dos métodos: un método basado en el protocolo propuesto por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, y otro método basado en referencias internacionales y donde ha intervenido Canaragua y AGBAR, desarrollado bajo el marco del proyecto internacional REVEAL liderado por su centro tecnológico CETAQUA y el departamento de virología acuática de la Universidad de Barcelona encabezado por el experto Albert Bosch, y que alcanza mejores límites de detección facilitando así un mejor seguimiento de las curvas de evolución del virus.

La metodología analítica de Canaragua desarrollado con el apoyo de Agbar y Labaqua, es uno de los pilares fundamentales de la red de control epidemiológico COVID-19 CITY SENTINEL, solución que combina un plan de muestreo adaptado, análisis rápidos de RT-qPCR, filtrado y validación de datos mediante algoritmos de Inteligencia Artificial y el acceso a un completísimo observatorio digital de monitorización de la pandemia. Esta solución ya está implantada en varios territorios españoles para realizar un seguimiento de la evolución del virus en aguas residuales y anticipar así la aparición de posibles nuevos brotes.

Labaqua, líder en el ámbito de laboratorios de análisis y soluciones ambientales, ha sido acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) según la norma ISO 17025:2017 para la detección y cuantificación del virus SARS-CoV-2 mediante diferentes métodos analíticos de detección rápida y cuantificación de unidades genómicas q-PCR. Con esta acreditación de ENAC, entidad designada por el Gobierno para operar en España como el único Organismo Nacional de Acreditación, LABAQUA se convierte en el primer y único laboratorio de España en obtener dicho reconocimiento.

José Julián Mena, alcalde Arona, señaló que «la gestión de la crisis de la pandemia en el municipio se ha caracterizado por su prudencia y su rigor desde el primer momento. En ese marco de trabajo constante buscamos posicionarnos como un municipio y un destino turístico seguro y adaptado a la nueva realidad, con el convencimiento de que esa seguridad es estratégica», ha agregado el alcalde, quien ha subrayado que «somos el primer municipio turístico de las Islas en contar con esta herramienta, City Sentinel, que llega de la mano de la empresa municipal concesionaria Canaragua, responsable de velar por la seguridad sanitaria de nuestras aguas, ya sean de consumo o residuales, como es el caso».

José Juan González, CEO de Canaragua, señala que «en los últimos días se han recibido excelentes noticias por la decisión de Alemania, Reino Unido y otros países europeos emisores de turistas a las islas de levantar sus vetos turísticos a Canarias, de modo que los visitantes de dichos países ya pueden viajar al Archipiélago dada la baja incidencia del COVID en las islas. Pero debemos ser responsables y conjugar bien el cuidado de la salud y la economía para poder los buenos datos epidemiológicos que han permitido el retorno de turistas para que estos corredores puedan mantenerse en el tiempo. Por eso, damos un paso al frente y coordinados con el ayuntamiento de Arona, abordamos este proyecto de colaboración público privada, y vamos a empezar a realizar la monitorización de las aguas residuales para cuantificar la presencia del virus SARS-CoV-2 a través de nuestro servicio City Sentinel. Esta innovadora herramienta es una garantía más para nuestros visitantes y nosotros los canarios, y refuerza nuestra imagen de destino seguro.