El cierre hotelero afecta a 150.000 trabajadores en Canarias y se espera un 2020 "caótico"

18/03/2020

El cierre hotelero en Canarias, junto al subsector de la restauración, afectará a unos 150.000 trabajadores en las islas que se enfrentan a un año 2020 "caótico" porque la "psicosis" en los consumidores tardará en desaparecer aunque se reabran dentro de dos meses.

Así lo ha expuesto a Europa Press el secretario general de Sindicalistas de Base -sindicato mayoritario en la hostelería de la provincia de Santa Cruz de Tenerife-, Manuel Fitas, quien se muestra "crítico" con las medidas de choque aprobadas por el Consejo de Ministros porque a las bonificaciones de la Seguridad Social a los empresarios no se les une un complemento salarial para los trabajadores.

Fitas comenta que el "drama real" de este parón hotelero es el de los trabajadores y cree que "ahora es el momento" de que los empresarios "estén a la altura" tras la "burrada" de facturación e ingresos que han tenido en Canarias en los últimos diez años.

En esa línea, señala que en un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) de fuerza mayor no se pueden negociar complementos con las empresas para subir del las prestaciones, que apenas rondarán los 1.000 euros para trabajadores sin hijos o mayores.

El cierre hotelero afecta a 150.000 trabajadores en Canarias y se espera un 2020 caótico

"Echamos de menos la obligatoriedad que se ha puesto en otros países de complementar la prestación por las empresas a cambio de las bonificaciones", destaca.

Fitas sí admite que la agilización en la tramitación de los ERTE y que se pueda cobrar el paro sin penalización "es una buena medida" pero remarca que, como ya se hizo en la crisis anterior, no computa solo si entras en desempleo en los dos años siguientes.

Además, subraya que el ERTE por causa de fuerza mayor tiene una duración exclusiva "y algunos se han precipitado y los han denegado" pues no se puede solicitar fuerza mayor hasta que saliera la orden de cierre de los hoteles y durará mientras se mantenga la orden de clausura y la restricción de circulación de personas.

Pasada esta primera fase asegura que vendrá un segundo ERTE "por causas económicas y productivas" ya que la apertura de los hoteles será con plantillas mínimas y de incorporación "progresiva" hasta que se vaya recuperando la llegada de turistas.

El drama de los trabajadores eventuales

Fitas insiste en que con el ahorro de las cotizaciones a la Seguridad Social las empresas pueden acometer un complemento salarial para los trabajadores, una medida contemplada en el convenio de hostelería de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, reconocida por el TSJC y que permite convertir a los trabajadores en fijos discontinuos.

"En verano empezará la actividad pero no puedes tener una plantilla como antes, estarán con la fija y ese es el drama, los eventuales, sin derecho a prestación ni subsidio y no conseguirán trabajo porque no hay", señala, reconociendo que recuperar la estabilidad en la actividad hotelera "va a costar tiempo".

Fitas entiende que los hoteleros canarios llevaban diez años de "disparatada facturación e ingresos" y ahora parece que "se han olvidado de lo ganado" porque solo piensan ejercicio a ejercicio.