El absentismo alcanza en Canarias un nivel histórico

13/06/2019

Cada trabajador isleño deja de realizar al año 96,5 horas frente a las 87 de la media nacional. Cuatro comunidades se sitúan por encima del archipiélago. La ausencia laboral tiene un impacto de 1.350 millones en el Estado

El absentismo laboral alcanzó en 2018 cifras históricas tras mantener un crecimiento continuado en los últimos ejercicios, según puso ayer de relieve el VIII Informe Adecco.

La tasa de absentismo, que es el porcentaje de las horas no trabajadas (sin contar vacaciones, festivos ni horas perdidas debido a ERTEs) respecto a la jornada pactada efectiva, se situó en el conjunto nacional en el 5,3% mientras que en Canarias fue superior, colocándose en el 5,7%. Esta tasa supone volver al nivel precrisis e incluso supera el último pico, registrado en 2009, según se recoge en el informe de Adecco.

Las horas no trabajadas por absentismo parecen seguir un patrón estrechamente ligado al nivel de actividad económica, de forma que cuando ésta mejora y crece, también aumenta el tiempo que no realizan los trabajadores. En 2018, los trabajadores no trabajaron en el conjunto del Estado un total de 87 horas anuales, una cifra que en el caso de Canarias se eleva hasta las 96,5 horas.

No es, sin embargo, Canarias la región con peores datos de absentismo. En cuatro comunidades autónomas hay de media una pérdida de más de 100 horas anuales por asalariado por motivo de absentismo. Se trata del País Vasco (con una tasa de absentismo del 7,9%), Navarra (6,9%), Asturias y Castilla y León (ambas con un 6,3%). En la situación opuesta, hay dos regiones en las que la pérdida anual por trabajador es inferior a las 70 horas anuales: Baleares y Andalucía.

En España, durante 2018 se perdieron, cada mes, más de 100 millones de horas de trabajo. Traducido a valor económico, la pérdida total de horas llegó a casi 1.350 millones, frente a poco más de 1.250 millones en 2017. Si hablamos de personas, equivale a que hubo 753.000 asalariados que no trabajaron en todo el año,

En función del tipo de baja, el 85,5% se derivan de contingencias comunes (enfermedad común y accidente no laboral), con un aumento del 12,7% respecto 2017, llegando a 5.212.692 procesos. En esta tipología de absentismo, la baja y asistencia sanitaria se presta por el Servicio Público de Salud de cada comunidad autónoma y las prestaciones económicas son gestionadas por la mutua desde el día 16 de la baja médica.

Según el VIII Informe Adecco sobre absentismo, Canarias sí se coloca a la cabeza de las regiones por número de horas pactadas efectivas. Los trabajadores isleños son los que más horas trabajan cada año, con 1.683. A continuación se sitúa Madrid, con 1.672 y Baleares, con 1.669. En el último lugar del ranking están País Vasco, Andalucía y Extremadura, con 1.599, 1.591 y 1.568 horas al año, respectivamente.