El absentismo cuesta a las empresas isleñas 315 millones

26/03/2019

Al impacto empresarial hay que sumar 350 millones de prestaciones de la Seguridad Social. En el último año el coste de las bajas sube un 12%

El absentismo laboral derivado de la Incapacidad Temporal por Contingencias Comunes (ITCC) ha tenido en 2018 un coste total de 665,52 millones de euros en Canarias, lo que supone un incremento del 12,12% respecto al ejercicio 2017. El gasto en términos de prestaciones económicas de la Seguridad Social ha sido de 350,66 millones de euros (un 9,69% más que en 2017), mientras que el coste directo a cargo de las empresas ha representado 314,86 millones de euros (un 14,95% más que en 2017).

El coste del absentismo laboral por ITCC en Canarias equivale a 52.801 jornadas anuales de trabajo perdidas o, lo que es lo mismo, a que casi 7 de cada 100 trabajadores no hubieran acudido a su puesto de trabajo ningún día del año en 2018. «El absentismo laboral es uno de los principales problemas que afectan a la competitividad empresarial, por lo que es materia de preocupación y debate en el seno de las organizaciones empresariales, desde las que tenemos el compromiso de trabajar para combatirlo enérgicamente”, dijo Ana Muñoz, miembro del comité ejecutivo de CEOE-Tenerife, donde ayer se presentaron los datos.

Por su parte, el director gerente de la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT) manifestó que el absentismo «es un problema de todos», ya que «la carga de trabajo de la totalidad de los profesionales de la empresa se ve incrementada por tener que hacer frente a las tareas que dejan de atender los trabajadores en situación de baja». Durante 2018, se han contabilizado 225.252 procesos de Incapacidad Temporal por Contingencias Comunes en Canarias, un 13,61% más que en 2017.

La duración media de estos procesos ha sido de 51,14 días, un 0,92% mayor que en el ejercicio anterior, y 8,75 días por encima de la media nacional, que se sitúa en 42,39 días. Los sectores que presentan un mayor absentismo son el comercio al por menor (excepto de vehículos de motor y motocicletas), los servicios de alojamiento y los servicios de comidas y bebidas.