Correos cierra varias oficinas ante al elevado seguimiento del paro

08/06/2018

El 80% de la plantilla de Correos, según fuentes sindicales, secundó este jueves en Canarias el paro convocado por CC OO, UGT, CSIF y Sindicato Libre a nivel nacional para reclamar al Gobierno más dotación presupuestaria para esta empresa pública que arrastra un déficit de 225 millones y que en los últimos ocho años ha sufrido un recorte del empleo de 15.000 personas.

El elevado seguimiento provocó que oficinas de Correos que históricamente no se han caracterizado por la lucha sindical tuvieran que cerrar por la falta de personal durante las dos horas en las que estaba convocado. Fue el caso de la de Arrecife (Lanzarote) y la de Puerto del Rosario (Fuerteventura), según indicó ayer el secretario de Acción Sindical de CC OO en Las Palmas, Ángel Cabanillas.

Los paros provocaron retrasos en el correo habitual (envío de cartas, paquetería y certificados, fundamentalmente), que saldrá este viernes.

El paro se completó con concentraciones de los trabajadores en las principales ciudades del archipiélago. En Las Palmas de Gran Canaria tuvo lugar en la Plaza de La Feria.

Los sindicatos preparan ya nuevas acciones.

A nivel nacional, los sindicatos de Correos calificaron la jornada de paros parciales de «éxito», después de que sus cálculos reflejen que ocho de cada diez trabajadores ha secundado las protestas en los dos primeros turnos, al tiempo que han aprovechado para reclamar al nuevo Gobierno que les dé garantías de futuro.

La empresa fija el seguimiento en un 12%

Por parte de la empresa y según ha comunicado a Efe, el seguimiento de los partos en conjunto ha sido de un 11,85% de la plantilla.

En el turno de la mañana, los paros se han desarrollado entre las 13.00 y las 15.00 horas, y desde las 12.00 horas en Madrid y Sevilla, donde han durado una hora más, mientras que en el de tarde estaban convocados desde las 15.00 a las 18.00 horas en Madrid y Sevilla, y desde las 16.00 a las 18.00 horas en el resto.

Los paros en el turno de mañana han sido secundados por un 12,77% de los trabajadores, mientras que en el turno de tarde ha sido del 6,5%.

Las reivindicaciones de CCOO, UGT, CSIF y el Sindicato Libre, que representan el 85% de una plantilla de 57.000 personas (50.000 para la empresa), apuntan en la misma dirección: rechazo a los recortes presupuestarios ya aprobados, la recuperación del poder adquisitivo, la elaboración de un plan estratégico para la viabilidad de la empresa, contrataciones y la firma de un nuevo convenio colectivo.

Con esa bandera única, las fuerzas sindicales han asegurado que han logrado movilizar a buena parte de la plantilla en toda España.

Además de los paros de dos horas por turno (de tres horas en Madrid y Sevilla), también han convocado concentraciones en los centros de toda España y una manifestación por el centro de Madrid que ha reunido a 3.000 personas, según los organizadores.

Otros segmentos

En paralelo a sus quejas, los sindicatos admiten que en estos tiempos, en donde es difícil hallar a un ciudadano que sepa cuánto cuesta un sello ordinario o que eche al buzón una postal en verano, Correos debe apostar por otros segmentos. Estos son, a su juicio, el comercio electrónico, la paquetería y la venta «online».

El portavoz de UGT, Francisco Barrios, ha reconocido a Efe que el tráfico de cartas «baja y va seguir bajando», por lo que ha solicitado al Gobierno que permita a Correos que «diversifique» su negocio y que «genere nuevos mercados».

Barrios ha opinado que Correos necesita un marco postal público que aporte los «recursos necesarios» para invertir en nuevas tecnologías y una base de datos en tiempo real.

Los recortes para la financiación de Correos en los últimos presupuestos, que son los mismos que ha aceptado el nuevo presidente del Gobierno, suponen 60 millones de euros menos, para pasar de los 180 habituales a 120 millones.

Según CSIF, este tijeretazo para Correos «situará en peligro de extinción la posibilidad de llegar a todos los rincones de España, tal y como es su deber».

Solidaridad del PSOE

El partido político ahora en el Gobierno ha salido al paso este mismo jueves ante las protestas en Correos y ha lanzado un mensaje de solidaridad a los trabajadores por boca del portavoz de Fomento del Grupo socialista en la anterior legislatura, César Ramos.

Ramos, en la Puerta del Sol madrileña y rodeado de manifestantes, ha asegurado que desde el Gobierno se pondrán a trabajar para que «lo antes posible sean una realidad» las reivindicaciones de los trabajadores de esta empresa.

El portavoz de Fomento ha dicho que se solidarizan con los trabajadores de Correos por «una sencilla razón», que ha relacionado con su anterior labor de oposición en el Congreso, desde donde, ha recordado, reivindicaron cuestiones «justas para los trabajadores» de la empresa estatal.

En este sentido, el Grupo Socialista (GS) presentó una proposición no de ley en la que se oponía a un desmantelamiento de Correos y a los recortes que figuraban para esta empresa y que después se reflejaron en los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Plan de servicio postal

El secretario general estatal de CCOO del sector Postal, Regino Martín, ha admitido que Ramos les ha transmitido «directamente» su apoyo para poner en marcha un plan de prestación para el servicio postal fuera de los presupuestos.

La empresa, en tanto, ha transmitido un mensaje de «respeto» al derecho de movilización de los trabajadores, y ha manifestado su deseo de «seguir trabajando para transformar» la compañía y emprender otras actividades que «generen más ingresos» y que procuren tanto la viabilidad de la empresa como un aumento de plantilla.

El último paro de 24 horas de los trabajadores de todos los centros de Correos se desarrolló en 2014.