El ocio nocturno de las islas exige respuestas

23/06/2020

Siguen pidiendo la apertura de los locales y medidas de ayuda económica, pero no han recibido aún respuesta del Gobierno de Canarias

La asociación Ocio Responsable, que engloba a más de medio centenar de locales nocturnos de Canarias, sigue demandando atención por parte del Gobierno de Canarias, que «no es que no haya atendido a nuestras reclamaciones, es que ni siquiera nos han escuchado», se quejaba un de sus interlocutores.

Ocio responsable solicitó al Gobierno de Canarias una reunión a través de la Asociación de Empresarios de Bares, Cafeterías, Restaurantes y Ocio de Las Palmas (AEBCRyO), para llevar a cabo una mesa de trabajo en la que «poder minimizar los crecientes botellones en parques y playas o fiestas privadas en villas o barcos como podemos ver en muchas de las historias que se suben a las diferentes redes sociales» y que se les permita abrir los locales cumpliendo con las normas de seguridad. «Hasta el momento, la respuesta ha sido que están buscando un hueco en la agenda», apostillaron.

Ayer, una representación de los locales Achaman DiscoPub, Andana Beach Club, Área Discoteca, Aqua Ocean Club, Bambú Lounge, Barbas Bar, Berlín 89, Bravia, Brandy´s Disco, Búho Club, Captain 13, Chester Las Palmas, Chester Meloneras, Cine+Copa, Cooper, DN7 Disco, El Altar, El Caserío, El Rincón de Tintín, El Tendedero de Catalina, Gatsby, Heineken Varadero, Hoock, Isabella Lounge, Kohana, La Azotea de Benito, La Bella Época, La Herradura, Lanzarote Palace, La Santa, Laventura, Lone Star, El Malecón de la Habana, Manhattan Studio, Mojito San Juan, Mojito Sur, Moma Club, Mr. Vaho Club, NY Taxi Rockbar, Paper Club, PlanB La Laguna, Sarao Lounge, Sotavento Club, Tao Club, Terraza Isla de Mar, Terraza Kopa, Terraza Pasarela, The Garden, The One, University On Tour, Urban Nightclub e Y Tantos disco prepararon una rueda de prensa que llevarán a cabo este jueves. Solicitan, entendiendo la delicada situación existente con el Covid-19, la apertura inminente de los locales y, a pesar de que el mínimo de aforo necesario para cubrir gastos es de un 70%, empezarían con un 50% del aforo interior y un 75% exterior, además de un incremento progresivo de los mismos siempre y cuando los niveles de contagio se mantengan controlados.

También, en cuestiones fiscales, piden una salida gradual de los ERTE hasta que haya normalidad absoluta, y con una bonificación del 100% de los que se mantienen en el mismo, el IGIC reducido del ocio nocturno del 50% durante, al menos, dos años de manera extraordinaria y una línea de ayuda especifica para las empresas del sector avalada por el Gobierno de Canarias.