El equipaje, un negocio alado redondo

06/05/2019

Los ingresos por servicios complementarios aportan 83.500 millones anuales a las compañías aéreas. Más de 25.200 millones de euros fueron derivados de las tasas por equipaje, una cifra que cada año va en aumento.

ETIQUETAS:

Los ingresos por servicios complementarios como facturación de equipaje o menús aportaron a las principales aerolíneas mundiales 83.500 millones de euros en 2018, según datos de la plataforma CarTrawler, de los cuales más de 25.200 millones de euros fueron derivados de las tasas por equipaje, una cifra que cada año va en aumento.

El valor de los ingresos por servicios a la carta o de los extras opcionales de las compañías aéreas que los clientes pueden añadir a las tarifas de las aerolíneas básicas ha aumentado de forma considerable durante los últimos años, con un crecimiento del 128% entre el 2014 y el 2018.

El equipaje es uno de los elementos que más ha crecido. Así las estrictas políticas en tasas de equipaje sientan las bases de los ingresos principales de las compañías aéreas de bajo coste. En los últimos dos años se ha producido un gran desarrollo con la implementación de las tasas de equipaje por parte de algunas de las principales aerolíneas intercontinentales del mundo.

Solo la mitad de las compañías analizadas utilizan el método tradicional de incluir equipaje facturado en todas sus tarifas. La otra mitad ha implementado las tasas de equipaje en una parte o en la totalidad de su red de rutas. La aplicación de tasas de equipaje en Europa y América del Norte encuentra su origen principal en la presencia de un sector de aerolíneas de bajo coste muy significativo. En el resto del mundo, las compañías incluyen ventajas en materia de equipaje en todas sus tarifas, y todavía no han adoptado estrategias de tarifas económicas básicas.

CarTrawler analiza las políticas de equipaje de las principales veinte compañías aéreas mundiales. Y es que se trata de una parte significativa de los ingresos por servicios complementarios, hasta un 3,2% de los ingresos globales de las compañías aéreas. En 2014 este ingreso suponía el 1,8% del total.Está formada por tres fuentes primarias: equipaje facturado que va en la bodega del avión, tasas cuando el equipaje supera el peso y las dimensiones permitidas y, en el caso de algunas aerolíneas, precio cobrado por el equipaje de mano de mayores dimensiones.