Llegada de vuelos procedentes de Alemaia al aeropuerto de Palma. / Efe

Se disparan las reservas de alemanes para viajar a España en Semana Santa

Las aerolíneas duplican sus vuelos entre Berlín y Mallorca tras la decisión del Gobierno de Merkel de sacar a Baleares de la zona de riesgo

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZ Madrid

El turismo comienza a ver un rayo de esperanza después de casi un año sin actividad. Los buenos datos epidemiológicos de Baleares han llevado al Gobierno alemán a sacar al archipiélago de su zona de riesgo -al igual que a la Comunidad Valenciana, Murcia, La Rioja, Castilla-La Mancha y Extremadura-. Esto supone que los alemanes que visiten esas zonas no tendrán que hacer cuarentena ni presentar PCR negativa al volver a sus domicilios, aunque sí deberán presentar una prueba negativa de covid al llegar a España.

Este anuncio ha hecho disparar la demanda de reservas de alemanes en el archipiélago balear. Tanto que Easyjet revela que la conexión Berlín-Palma de Mallorca ha crecido un 450% en comparación con las reservas de la semana pasada.

Y esto ocurre al mismo tiempo que no se permiten aún los viajes entre comunidades en España, ni tampoco en Alemania. Una situación que no por curiosa han querido desaprovechar las aerolíneas, que se han lanzado a aumentar el número de vuelos entre Alemania y España ante el aumento de la demanda. Es el caso de TUI, el mayor operador europeo, que ha programado a partir del domingo 21 de marzo 10 vuelos diarios desde varias ciudades alemanas hacia Mallorca y ampliará en 25.000 las plazas previstas para esta Semana Santa.

También Lufthansa ha anunciado que doblará los 150 vuelos actuales con el archipiélago para esas fechas y Ryanair pondrá en el aire más de 200 vuelos adicionales para conseguir 40.000 plazas más para viajar «desde el 28 de marzo hasta mediados de abril», confirma la aerolínea en un comunicado remitido este mismo martes. Además, revela que este incremento no sea algo puntual y seguir operando a este nivel hasta el verano.

Además, Easyjet confirma que algo parecido está ocurriendo en Suiza, donde tras la decisión de su gobierno de añadir a España a la lista de países exentos de cuarentena, las reservas de viajes que conectan ambos territorios han aumentado un 150%.

Esta ola de reservas ha alertado al Gobierno alemán, que ha pedido que se eviten los viajes por turismo. El portavoz del Ejecutivo, Steffen Seibert, advirtió de que «se debe prescindir de cualquier viaje que no sea realmente necesario», pero las ganas de salir de nuevo a hacer turismo parece que pueden sobre las recomendaciones sanitarias.

Las últimas cifras de llegadas de turistas extranjeros del INE pertenecen al mes de enero, cuando solo visitaron nuestro país 434.000 personas, un 90% menos que en el mismo mes del año pasado. Un retroceso mayor al de diciembre que repercutía directamente en los ingresos del sector, que en enero fueron solo de 452 millones de euros, diez veces menos que los 4.800 millones de enero de 2020, cuando aún la pandemia quedaba lejos. Habrá que comparar estos datos con los de marzo y abril, ya que desde el sector rebajan las expectativas al considerar que este aumento no supondrá llegar ni de lejos a las cifras de la Semana Santa de 2019 en las islas.