Borrar
EFE
Una quinta parte de los préstamos con garantía del ICO están en vigilancia especial

Una quinta parte de los préstamos con garantía del ICO están en vigilancia especial

Los depósitos bancarios de los hogares superan por primera vez el billón de euros mientras la oferta de créditos hipotecarios sufre la contracción más intensa desde 2008

Viernes, 27 de enero 2023, 11:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Más de una quinta parte de los créditos concedidos con aval del ICO están clasificados en situación de vigilancia especial, es decir, que se ha observado un incremento significativo del riesgo desde el momento de la concesión. Esta tasa del 21,2% vigilada duplica la tasa media (10,4%) del conjunto del crédito a empresas que se considera de más riesgo. Además, mientras el porcentaje de créditos del ICO vigilados creció en en el tercer trimestre del año pasado, según los últimos datos del Banco de España, en el conjunto de las empresas descendió. El supervisor bancario alerta de que el final de la mayor parte de las carencias de los préstamos ICO (periodo en el que las empresas no tienen que iniciar la devolución del principal del préstamo) durante el segundo trimestre de 2022 «podría hacer crecer, aún más, sus ratios de activos problemáticos en el futuro». En septiembre de 2022, los dudosos (cuando pasan más de 90 días sin que el prestatario pague el principal o los intereses) de los créditos concedidos con aval del ICO representaban ya el 6% del total frente al 3,5% en diciembre de 2021 y el 0,5% que representaban a finales de 2020.

En lo referente al conjunto del crédito al sector privado, los créditos dudosos han bajado un 20% desde diciembre de 2019, favorecidos por el apoyo de la política económica frente a los efectos de la pandemia, que ha contribuido a mejorar la capacidad de pago, según el Banco de España, y por la gestión de las entidades financieras de su cartera de crédito dudoso (venta de carteras, procesos de recuperación de préstamos...).

El Banco de España explica que las condiciones de financiación han seguido endureciéndose en el segundo semestre de 2022 y se ha intensificado la traslación del aumento de los tipos de interés al coste de los préstamos. Todo ello se ha traducido en un descenso del flujo de nueva financiación. El endurecimiento ha sido más acentuado en los préstamos hipotecarios a los hogares, donde se ha registrado la contracción más intensa de la oferta bancaria desde 2008. Esto se debe a los mayores riesgos percibidos por los prestamistas y una menor tolerancia al riesgo, lo que ha elevado el porcentaje de solicitudes de préstamos denegadas. Las entidades financieras anticipan una intensificación de este endurecimiento, más pronunciada en la financiación a las empresas.

El Banco Central Europeo subió los tipos de interés en julio de 2022 por primera vez en una década con el objetivo de combatir las presiones inflacionistas. A lo largo del segundo semestre del año siguió con nuevos aumentos hasta una subida acumulada de 250 puntos básicos. El BCE ha anunciado que continuará subiendo los tipos de interés este año a un ritmo sostenido hasta que se alcance un nivel que asegure que la inflación vuelve al objetivo del 2%. En consecuencia, el euríbor a doce meses ha subido hasta el 3,3%.

Depósitos

Por otro lado, los hogares españoles guardan en depósitos más de un billón de euros por primera vez en la serie histórica del Banco de España -que comienza en diciembre de 1989-. Al cierre de 2022, los depósitos de las familias habían crecido un 4,57% respecto a diciembre de 2021, según los datos provisionales del supervisor bancario, y un 1,44% en el mes de diciembre respecto a noviembre del año pasado. Con ello, el ahorro de las familias encadena ya 16 meses consecutivos de subidas.

A su vez, los depósitos de empresas aumentaron un 1,5% en el último mes del año y se situaron en 317.300 millones de euros. Si se compara con la situación a finales de 2021, los depósitos de las sociedades no financieras cayeron un 1,82%.

El conjunto de los depósitos de hogares y empresas residentes en España superó en diciembre los 1,32 billones de euros, un 2,96% más que al cierre de 2021, mientras que el total de depósitos de los residentes en España subió un 1,62% en un año hasta los 1,68 billones de euros al cierre de 2022.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios