El ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, ayer en Valencia / EFE

UGT denuncia que citas para tramitar el ingreso mínimo están fuera de plazo

El sindicato afirma que algunos ayuntamientos están citando más allá del 15 de septiembre, la fecha hasta la que la Seguridad Social reconoce el efecto retroactivo de la prestación a 1 de junio

Cristina Vallejo
CRISTINA VALLEJO Madrid

UGT denuncia que muchos ayuntamientos están asignando las citas presenciales para solicitar el ingreso mínimo vital para el mes de octubre, lo que implicaría que esos solicitantes se quedarían sin derecho a recibir la prestación con efecto retroactivo a 1 de junio. Según la norma que regula este programa de garantía de ingresos, sólo tienen derecho a cobrarlo con efectos retroactivos quienes realicen la petición de la prestación antes del 15 de septiembre.

Mari Carmen Barrera, secretaria de Empleo y Seguridad Social de UGT, demanda que a efectos de cobrar el ingreso mínimo vital, se tome como referencia la fecha en que sus potenciales beneficiarios piden la cita, de manera que no pierdan tres meses de prestación en el caso de que la cita presencial para solicitar la prestación tenga lugar más allá del próximo 15 de septiembre. Además, Barrera ha demandado que se amplíe el periodo de carencia para que ningún solicitante se quede sin tres meses de ingresos y todos ellos cobren la prestación desde el 1 de junio.

El sindicato ha venido denunciando esta semana que se está reconociendo el derecho a la prestación a muy pocos solicitantes y que no hay constancia de que se esté pagando a los pocos hogares a los que se ha reconocido la renta mínima.

De acuerdo con cifras que ayer publicó el Instituto Nacional de la Seguridad Social, se han realizado hasta el momento 750.000 solicitudes del ingreso mínimo vital, de las que se han analizado únicamente el 19%, 143.000, y que se han reconocido 80.000 prestaciones. Además, contando con los pagos que se efectuarán en el mes de septiembre, la nómina de esta prestación asciende a los 120 millones de euros.

Con anterioridad, el Gobierno había informado de que había alrededor de 75.000 hogares que cobrarían de oficio el ingreso mínimo vital, los que hasta ahora venían percibiendo la prestación por hijo a cargo, ya que esta ayuda vendría a ser sustituida por la nueva, aprobada en consejo de ministros a finales del mes de mayo. Ello deja en alrededor de 5.000 los hogares a los que se ha aprobado de verdad el ingreso mínimo vital hasta el momento, al margen de los reconocimientos de oficio.

Ante la situación de bloqueo, UGT también resalta la necesidad de incrementar los medios y los efectivos del Instituto Nacional de la Seguridad Social, así como una nueva estructura que le permita reordenar y racionalizar los medios humanos disponibles, ya que, a fecha de hoy, se han perdido en torno a 6.000 trabajadores y los restantes tienen una media de edad de 56 años.