Imagen de la concentración este lunes en el puerto. / Juan Carlos Alonso

Los camioneros lanzan una advertencia tras concentrarse en el puerto: «o se cumple lo acordado o la liarán»

Los más de 60 transportistas que hoy se han dado cita en La Luz y han amagado con salir a la carretera han abandonado ya el puerto pero avisan de que «están cansados de que los ninguneen» y demandan hechos y medidas para dignificar su sector

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Los más de 60 transportistas que se han dado cita esta mañana en el puerto de Las Palmas han abandonado la zona pero antes de irse han lanzado una advertencia clara: si las administraciones incumplen con lo acordado con la Federación de Empresarios del Transporte (FET) saldrán a la carretera y pararán, al igual que han hecho compañeros suyos en la península.

«El sector del transporte está quemado y cansado de que lo ningueen. Hay una ola de indignación por todo lo que está pasando y han querido hacerse visibles para que se den cuenta de que los transpostistas están ahí y que si incumple se irá a más y la liarán», indica Valentín Suárez, presidente de la Asociación de Empresarios del Transporte (Asemtra) y que ayer se convirtió en portavoz de los camioneros concentrados aunque no formaba parte de la improvisada movilización que se gestó durante el fin de semana y a través del whassap.

Los transportistas quisieron con la concentración en el puerto lanzar un «toque de atención» y durante más de dos horas tuvieron a la ciudad pendiente de si salían a la carretera o no. Finalmente y tras escuchar al presidente de la Federación de Empresarios del Transporte (FET), Agustín Espino, decidieron dar un voto de confianza al acuerdo alcanzado con el Gobierno de Canarias la pasada semana y que llevó el viernes a los transportistas a suspender las caravanas de camiones y guaguas organizadas para este lunes. «Van a esperar a ver si se cumple lo acordado», indicó Suárez.

JUan Carlos Alonso

Como se recordará el Gobierno de Canarias, a través del consejero de Hacienda, Román Rodríguez, firmó el viernes la orden para elevar la bonificación en el impuesto del combustible al gasóleo profesional al 99,9% desde el 68% actual. Tendrá además carácter retroactivo al 1 de marzo y se extenderá hasta el 31 de julio. Además, según se ha comprometido el Gobierno la bonificación, por la que el sector recibe actualmente 301 millones, podrían prorrogarse si la situación lo demandara. Además, el presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, dio su palabra al sector que recibirá los 13 millones de euros que la administración le adeuda por el transporte escolar al no haberse actualizados los precios al IPC desde el año 2012. Precisamente mañana la consejera de Educación, Manuela Armas, y y el consejero de Transportes, Sebastián Franquis, se reunirá con el sector para fijar los plazos y forma de pago de esa deuda.

Juan Carlos Alonso

El presidente de la FET, Agustín Espino, se mostró ayer sorprendido por la decisión de estos transportistas de concentrarse después de que la asamblea del viernes decidiera suspender las caravanas organizadas. «Yo creo que muchos de ellos desconocían la letra pequeña de lo acordado», asegura Espino, que considera que el pacto alcanzado en Canarias es el mejor del Estado, ya que los transportistas de las islas se beneficiarán de lo decidido con el Gobierno de Canarias y también de lo pactado a nivel nacional, como son los 20 céntimos por litro de gasóleo profesional. En el mismo sentido se expresa el presidente de la Astracan (organización que aglutina a a autónomos y pequeñas empresas), Juan Antonio Martel, que aboga por el respeto a la decisión pactada por todos los transporstistas.

El presidente de Asemtra, Valentín Suárez, por su parte, considera que hay dos hechos irrenunciables para el sectro, de un lado, poner coto a los altos precios del combustible y de otro, buscar un lugar en el puerto para que los transportistas puedan dejar parados sus remolques. «Es una vieja reivindicación pero falta voluntad política por parte de la Autoridad Portuaria, ya que desde el Cabildo se asegura que se está dispuesto a pagar por esa parcela», indica Suárez.

Respecto al combustible, deja claro que «con precios prohibitivos» ellos no pueden trabajar.