Los empresarios, grandes y pequeños, confían en una buena venta de rebajas este año. / Juan Carlos Alonso

El comercio adelanta las rebajas para animar las ventas tras el pésimo semestre

Los empresarios confían en poder sacar toda la mercancía que acumulan tras facturar un 40% menos que en 2019. Los descuentos serán fuertes. Las rebajas en las grandes cadenas empiezan el 24 (el 25 en la capital por ser festivo el jueves)

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El comercio de Canarias volverá a adelantar las rebajas este año, tal y como hizo en 2020 tras el confinamiento y el parón de las ventas, al fin de animar el consumo tras un pésimo semestre en el que las ventas han caído entre un 40%-45%, llegando en algunos comercios a rozar el 50% respecto al año previo al coronavirus, el 2019.

Los grandes del sector de la distribución, como el grupo Inditex y El Corte Inglés, entre otros, arrancarán con las rebajas el próximo jueves 24 de junio. En el caso de la capital grancanaria, al igual que aquellas ciudades en las que ese día es festivo por la celebración de San Juan, las rebajas empezarán el viernes 25 de junio.

Los descuentos comienzan una semana antes del que se considera la fecha oficial, que hasta hace unos años era el 1 de julio, si bien, hoy las rebajas se encuentran liberalizadas y los comerciantes a título individual pueden poner la fecha cuando mejor les convenga. El arranque de las rebajas el próximo jueves (viernes en Las Palmas de Gran Canaria) viene precedido por los descuentos y «ventas privadas» que desde la segunda semana de junio han puesto en marcha muchas de las grandes cadenas, bien en el canal online o en tiendas físicas para sus socios, con descuentos que rondan de media el 30%.

Dado el desastroso primer semestre del año en ventas y, como consecuencia de un proceso de vacunación lenta que ha impedido que la economía se dinamizara antes, el pequeño comercio también se sumará al carro del adelanto. Cada comerciante elegirá la fecha que más le convenga aunque el sector es consciente de que no puede retrasarlas y perder el «tirón» de los primeros días y ventas que luego no va a recuperar.

En el caso concreto de la zona comercial de Triana, los empresarios arrancarán con las rebajas el domingo 27 de junio. Ese día, se han organizado distintos actos de dinamización como si fuera el primer domingo de mes, para atraer público y animar las ventas. También harán lo mismo el día 4 para así, de cara a aprovechar los dos primeros fines de semana de rebajas, según explica el presidente de la asociación Zona Comercial Triana, Carlos Bethencourt.

Tanto los grandes del sector de la distribución como el pequeño comercio confía en que las rebajas de este año «funcionen bien» y sirvan para sacar al mercado el elevado estocaje que tienen los comercios, si bien reconocen que no serán como las de 2019, antes de la covid. Las previsiones en el caso de los pequeños se mueven en una horquilla de descenso de ventas respecto a 2019 de entre un 15% y un 20%. Ya para el próximo año, 2022, se prevé recuperar los niveles precovid.

«Los almacenes están llenos así que confiamos en unas buenas rebajas», asegura el secretario general de la Asociación Canaria de Medianas y Grandes Empresas de Distribución (Asodiscan), Alfredo Medina. Según apunta, la necesidad de aliviar los almacenes y vender va a provocar que las rebajas arranquen desde el primer día con fuertes descuentos del 50% o más. «El descuento paraguas será del 50%. De ahí para arriba», apunta Medina, que renococe que las previsiones a principio de año no eran tan malas como al final ha resultado la campaña. Según asegura, desde que arrancó el año y hasta ahora, en el primer semestre, las ventas en el comercio han permanecido estancadas «sin que se aprecie ninguna mejoría».

Sin embargo, de cara a las rebajas confía en que sean buenas porque las perspectivas están mejorando por el avance de la vacunación. En el mismo sentido se expresa el presidente de la asociación Zona Comercial Triana, Carlos Bethencourt, que se apoya en tres circunstancias para confiar en ese tirón de las rebajas. De un lado, según señala, la apertura de hoteles y negocios en julio y agosto está sacando a canarios de los ERTE, que vuelven a recuperar su salario y poder adquisitivo.

En segundo lugar, apunta a los funcionarios y trabajadores que no han sufrido un recorte de ingresos durante al covid. «Han ahorrado, en julio van a cobrar su paga y muchos no van a salir fuera de vacaciones, con lo que el comercio se puede ver beneficiado», indica Bethencourt, que señala que julio y agosto suelen ser meses tradicionalmente buenos para el el sector. En tercer lugar, considera como un factor a tener en cuenta la vacunación en las personas mayores, que vuelven a salir a la calle después de muchos meses.