Desde primera hora los centros y zonas comerciales registraron afluencia de público y buenas ventas. / Juan Carlos alonso

Colas y esperas en un Black Friday sin mucho descuento

Las zonas comerciales registran buena afluencia y ventas a pesar de unas rebajas poco abultadas y a la copiosa lluvia

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

No eran aún las 8.30 de la mañana y algunos vehículos hacían ya cola a la puerta de del parking de algunos centros comerciales de las islas con el objetivo de ser los primeros en entrar y acceder a unos descuentos que, aunque anunciados en gran cartelería y a bombo y platillo en los últimos días, eran menos abultados que otros años. En la mayoría de los comercios los precios rebajados oscilaban entre el 15% y el 20%, había algunos que se elevaban hasta el 50% pero solo en la segunda unidad y en la mayoría de ellos, los descuentos solo afectaban a determinados artículos pero funcionan como un «gran reclamo» que llevan siempre «a picar algo».

El Black Friday de este año ha conseguido despertar al consumismo que llevaba un año dormido a consecuencia de la covid y los canarios se han lanzado a la calle a comprar. En años anteriores eran muchos los que decidían aprovechar esta fecha para comprar los regalos de Navidad y así ahorrarse unos euros. Este año, a esta estrategia se ha sumado el temor al desabastecimiento y a quedarse sin regalos por la crisis de suministros que hay a nivel mundial y así, el de ayer fue un Black Friday de colas en la puerta de los comercios a la espera de entrar y de esperas para pagar de hasta una hora.

El presidente de la Asociación de Empresarios Zona Triana, Carlos Bethencourt, destacaba ayer esta circunstancia. «Hacía bastante tiempo que no se veía gente esperando en la calle para entrar», indicaba Bethecourt, que estima que la afluencia de público y las ventas fueron ayer entre un 10% y un 15% superiores a 2020, y todo pese a la copiosa lluvia que cayó ayer a la capital grancanaria.

Alexis Herrera y Vanesa Santana llegaron a las diez de la mañana a uno de los establecimientos del centro comercial Las Arenas y lograban salir una hora más tarde con su compra: un cinturón. «Llevamos una hora y solo hemos comprado una cosa. Hay demasiada gente y las ofertas no son tan buenas», indicaba Alexis. Como ejemplo de ello apuntan a un banco de resina que tenían ojeado desde hace días a un precio de 19,95 euros en uno de los establecimientos del centro y que ayer, con el Black Friday, estaba como «superoferta» al mismo precio. «Ha sido sorprendente cuando hemos ido y nos lo vendían como el superprecio hoy al mismo precio que tenía hace días», manifestaba su pareja Vanesa Santana. Ambos coinciden en señalar que esperaban «menos gente» de la que se habían encontrado. Ellos habían logrado aparcar a las 9.40 después de dar varias vueltas por el parking.

Beatriz Sosa estaba sorprendida con la cantidad de coches y de personas en el centro comercial. Ella había llegado a las 8.30 y afirma que le sorprendió ver «a la gente corriendo» cuando abrieron las puertas del parking cuando los descuentos «no eran para tanto».

Sheila Rodríguez, que es habitual al Black Friday señalaba ayer que «solo» algunos descuentos eran buenos. En su opinión, «nos hemos vuelto un poco locos con las compras por el tema de la escasez y el temor a quedarnos sin las cosas».

El buen ritmo de compras fue la nota dominante en todas las zonas comerciales de las islas. El director de Comunicación y Relaciones Externas de El Corte Inglés, Manuel Marrero, indicó ayer que, a pesar de la lluvia, el Black Friday había funcionado muy bien tanto en afluencia de público como en ventas, lo que hace anticipar una buena campaña de Navidad. Aunque ninguna de las fuentes empresariales consultadas quiso detallar si las ventas este año habían superado las de 2019, antes de la pandemia, los estudios realizados por distintos organismos apuntan a que el gasto aumentará este año.

Así, el Observatorio Cetelem, la unidad de estudios de BNP Paribas Personal Finance, estima que Canarias será la región en la que más crecerá este año el gasto, con un aumento del 35% respecto a 2020 y del 13% si se compara con 2019. Los canarios que gasten este Black Friday gastarán de media 360 euros frente a los 261 de la media nacional.

Ante la vuelta del consumo y del gasto asociaciones de consumidores como Adicae han advertido de que todas las ofertas pueden convertirse en un problema para los consumidores «en un contexto de incremento de precios, presupuestos familiares al límite por la subida de la luz y los carburantes», y productos «poco transparentes». Adicae asegura que las «agresivas» campañas incitan a un consumismo «peligroso que lleva a adquirir productos no necesarios».