Cementos Especiales de las Islas

30/04/2019

Situada en El Pajar, en San Bartolomé de Tirajana, esta empresa ha realizado obras tan significativas para las islas como lo son el auditorio Alfredo Kraus o el puente de Silva

Todo comenzó a finales de los años 50 del siglo pasado, con la necesidad de abastecer de cemento una gran obra en el sur de la isla, la presa de Soria. Esta infraestructura, la mayor de las islas Canarias por volumen y altura, supuso el pistoletazo de salida para una de las industrias estratégicas más importantes de Gran Canaria y de todo el archipiélago: CEISA (Cementos Especiales de las Islas).

Desde su puesta en marcha, esta empresa, situada en el El Pajar, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, ha realizado las obras más significativas de Canarias. Entre ellas, destacan el puente de Silva o el auditorio Alfredo Kraus en Gran Canaria, la ampliación del muelle de Playa Blanca, en Lanzarote, que se está ejecutando en la actualidad, o el Arco de los Tilos en La Palma.

Pero además de los proyectos singulares, hay que resaltar todas aquellas iniciativas proyectadas con el cemento de CEISA y que son imprescindibles para mejorar el bienestar y la calidad de vida de los canarios. Viviendas, centros de salud y hospitales; carreteras que permiten mejorar las conexiones entre los diferentes puntos de las islas; puertos y aeropuertos, imprescindibles para la comunicación y el abastecimiento entre las islas, con la península y el resto del mundo; depuradoras, instalaciones deportivas...

Cementos Especiales de las Islas

A la hora de ejecutar todos estos proyectos hay que tener en cuenta las condiciones climatológicas particulares, de humedad, temperatura y salinidad de las islas, que influyen y afectan a la construcción. Sin embargo, la tierra canaria también ofrece una materia prima natural, la puzolana, que está considerada una de las mejores adiciones del cemento del mundo. Los cementos elaborados con puzolana canaria, como la que existe en la cantera de CEISA –cantera de San José-, tienen mayor durabilidad, son más compactos e impermeables y presentan mayor resistencia a las tensiones mecánicas a la abrasión y a la rotura a la larga.

La puzolana canaria y la alta cualificación de la plantilla de CEISA permiten que la empresa pueda elaborar una extensa gama de cementos a la carta, adaptados específicamente a las particularidades de cada obra.

Asimismo, anexo a la planta de producción de cemento, se sitúa el puerto industrial de Santa Águeda, que habilita a CEISA a abastecer de esos cementos personalizados a todas las islas.

Tanto el puerto, para la distribución a todo el archipiélago, como la puzolana canaria, por su mayor valor añadido, así como la versatilidad a la hora de hacer cementos a medida han permitido que las construcciones de Canarias lleven el sello de CEISA desde hace más de medio siglo y la hayan convertido en una de las industrias estratégicas más importantes de las islas.