A nivel nacional se ha reducido el número de teletrabajadores un 18%; en Canarias, sin embargo, ha aumentado un 4% en el segundo trimestre. / C7

Canarias es la única región que gana teletrajadadores, con 3.800 más en un año

En el segundo trimestre de este año se produjo un descenso del 18% en el conjunto del Estado; en las islas subió un 4%, según Adecco

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Canarias se ha convertido en la única comunidad autónoma en la que se ha producido un aumento en el número de teletrabajadores en el último año, según los datos de Adecco Group Institute, el centro de estudios y divulgación del Grupo Adecco. Según el último análisis que ha realizado este centro, en el segundo trimestre de este año y respecto a igual trimestre del año anterior ha aumentado casi un 4% el número de personas que «con frecuencia» pueden trabajar desde su casa, a pesar de la reducción de las restricciones y el aumento de la vacunación.

Se trata de 3.800 personas más, lo que eleva la cifra total de teletrabajadores en las islas hasta las 102.500, según Adecco. Se trata del 11,7% de los ocupados de las islas. Madrid está a la cabeza, con una tasa del 25,6%, seguido de Cataluña con un 18,8%. La última es Navarra, con un 9,4%.

En el archipiélago el 11,7% de los ocupados pueden trabajar desde su casa. En Madrid, que está a la cabeza del Estado, es el 25,6%

El aumento que ha experimentado el teletrabajo en las islas en tasa interanual contrasta con el descenso que se ha registrado a nivel nacional. En el segundo trimestre de este año y respecto al trimestre anterior el descenso es de un 18,4%. Actualmente, se estima que hay entre 2,8 y 3,2 millones de personas que trabajan desde casa en el conjunto del Estado. Los retrocesos más acusados se dan en seis comunidades autónomas, en las que el descenso es superior al 30% en tasa interanual. A la cabeza está Cantabria, con una caída del 38,3%; el País Vasco (-34,9%); Extremadura (-32,6%); Aragón (-31,2%); la Comunidad Valenciana (-30,9%) y Castilla La Mancha (-30,8%).

Las regiones con menores descensos son Madrid y Cataluña, con caídas del 8,9% y 13,6%, respectivamente. Estas dos regiones están además a la cabeza del Estado en número de teletrabajadores, con 774.000 y 591.700, respectivamente. Concentran casi el 42% de los teletrabajadores del país. A continuación se sitúan Andalucía (con 378.700 personas) y la Comunidad Valenciana (con 253.900). Estas cuatro regiones acaparan casi un 70%, es decir, siete de cada diez teletrabajadores de España.

Las únicas regiones en las que no hay aumento de teletrabajadores son Aragón y Extremadura.

La transformación radical que ha experimentado el trabajo queda clara cuando se observan los datos de hace apenas dos años. En junio de 2019, el teletrabajo era liderado por Asturias y Galicia, en ambos casos con el 8,9% de sus ocupados trabajando al menos de modo ocasional desde su hogar. Ahora, la comunidad autónoma con menor proporción de teletrabajadores, que es Navarra, tiene una de un 9,4%.

Por otro lado, Adecco confirma la recuperación del empleo a tiempo parcial tras cinco trimestres seguidos con caídas.

Según los datos que maneja, en los últimos doce meses se han creado 349.300 empleos de este tipo, un 33% del total. Sin embargo, como este incremento solo ha servido para recuperar pérdidas anteriores, la media móvil de cuatro trimestres de la proporción de ocupados a tiempo parcial en el total de ocupados permanece en un 14,2%, lo mismo que hace un año.

En el caso de Canarias, en el último año se han creado 10.200 empleos a tiempo parcial, lo que supone un alza del 10,4%. Si bien, como apunta Adecco se han perdido 4.100 (-0,6%) a tiempo completo, con lo que se arroja una contratación neta de 6.100 personas (+0,7%).