El viceoncsejero de Empleo, Blas Acosta, en la presentación del informe ayer. / EFE

Canarias tardará un año más que el resto del Estado en volver al nivel prepandemia

La economía de las islas crecerá un 6,3% este año y un 12,7% en 2022. La actividad de 2019 se recuperará en 2023 si no hay nuevas variantes que sigan frenando el turismo

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El Gobierno de Canarias rebajó ayer sus previsiones económicas para las islas y las situó al mismo nivel que las realizadas hace meses por otras organizaciones como la CEOE de Tenerife y el BBVA Research. Frente a un crecimiento estimado para las islas en marzo del 9,1%, la Consejería de Economía prevé ahora un alza del PIB isleño del 6,3%. El recorte se debe al retraso de la llegada de turistas a las islas por las nuevas olas y las restricciones de los países emisores de visitantes. Además, como indicó ayer el viceconsejero de Economía del Ejecutivo regional, Blas Acosta, estas cifras no están cerradas y podrían varias en función de cómo evolucionen los contagios y el virus, con la aparición de nuevas variantes.

De hecho, el Gobierno baraja tres posibles escenarios: optimista, pesimista y central, que prevé que es el que se cumplirá. Según este escenario, con ese alza del 6,3% la economía canaria recuperará este año casi 3.000 millones del PIB que en 2020 cayó un 20,1% (en 9.000 millones). En 2022 se prevé que la economía isleña «dé un acelerón» y crezca un 12,7%, aunque aún seguiría un 4,3% por debajo de 2019. Habrá que esperar, en ese escenario central, a la primavera de 2023 para que Canarias alcance el nivel de actividad precovid.

A nivel nacional, las estimaciones apuntan a que será a finales de 2022 cuando se recupere el nivel precovid, unos meses antes que en las islas.

El crecimiento del 6,3% se lograría con una recuperación del turismo aún suave este año y gracias a que el sector público mantendrá una política «macadamente expansiva». Según las estimaciones del Gobierno en el escenario central a finales de este año el nivel de visitantes a las islas estaría entre un 50% y un 65% respecto a 2019. A finales de 2022, si no hay nuevas variantes y el virus logra controlarse, se estima que se haya recuperado un 95% del turismo nacional de antes de la covid y un 90% del extranjero. Solo el turismo interior alcanzará este año niveles precovid y crecerá por encimade 2019 el próximo ejercicio.

El mercado laboral de Canarias también va a sufrir ese menor tirón del sector turístico y el crecimiento recortado de la economía este año. Según las estimaciones planteadas por el Ejecutivo, en el escenario central que contempla más factible, Canarias destruirá este año un 3% del empleo de 2020, lo que supone 24.000 ocupados menos. Con esto, la tasa de paro subirá en dos décimas, hasta el 24,3%. Teniendo en cuenta las personas en ERTE la cifra alcanzaría el 30,7%, según el informe de Economía.

Para 2022, en vista del acelerón que se prevé que dará la economía isleña -siempre y cuando mejore el sector turístico- se crearán 59.200 empleos. Si bien, al igual que ocurre con el PIB la tasa de paro no bajará con tanta intensidad y se quedará en el 21,1%. Se incorporarán más activos que el empleo que se generará, de ahí el alto nivel.