Canarias perderá más de la mitad de los ingresos turísticos

La caída del turismo provocada por la crisis del coronavirus provocará que Canarias deje de ingresas 8.600 millones de euros este 2020, lo que supondrá una caída de un 54% de la facturación turística.

EDURNE MARTÍNEZ / MADRID

La asociación Exceltur prevé que Canarias perderá el 53,7% de su facturación turística este año, un dato mejor que el de Baleares porque su temporada alta comienza en otoño y se prevé que la situación pueda haber mejorado. Aún así, Canarias dejará de ingresar 8.600 millones de euros respecto a las buenas cifras del pasado año.

Los ingresos del conjunto del sector turístico nacional bajarán este año un 54% respecto a los del año pasado, lo que se traduce en pérdidas de 83.134 millones de euros, según los cálculos de Exceltur.

El lobby hotelero ha actualizado este jueves sus previsiones, en las que indica que la entrada de turistas internacionales a partir de julio hará que mejore el escenario planteado en marzo, pero solo en 9.500 millones desde los 92.000 de pérdidas que calculaban entonces.

Según sus datos, la demanda extranjera comenzó a descender en el mes de marzo, con un 63% menos de actividad. El desplome absoluto llegó en abril y mayo, donde la demanda se hundió al 100%, una cifra similar a la de junio. Sin embargo, en julio comienza a remontar la situación, aunque seguirá siendo un 66% inferior a la del año pasado. En pleno mes de agosto, llegarán a nuestro país un 59% menos de turistas extranjeros que el año pasado, una cota que irá mejorando muy ligeramente hasta final de año, cuando el porcentaje sea un 44% inferior al de 2019.

Y los turistas nacionales tampoco aumentarán, como muchos vaticinan. Aunque este año la inmensa mayoría de españoles se quedarán en su país de vacaciones, la mala situación económica y la incertidumbre en torno a cómo será la situación en hoteles y playas con controles de aforo hará que muchos opten por no salir o ir a una segunda residencia.

Así, en junio la demanda nacional crecerá ligeramente desde los niveles cero del confinamiento, pero seguirá siendo un 88% inferior a la del año pasado. En julio, agosto y septiembre las cifras mejorarán bastante, pero los turistas nacionales seguirán representando en torno al 20% menos que los del verano pasado.

Y aunque todas las comunidades sufrirán las consecuencias de la caída del turismo, unas más que otras debido a la dependencia de este sector en cada región. Así, los cálculos de Exceltur indican que la comunidad más afectada será Baleares, que verá reducida su actividad turística en un 67,4%, lo que supondrá al archipiélago perder 9.250 millones de euros este año.