Canarias fija el control de temperatura y la justificación de los viajes entre islas

El Gobierno de Canarias ha aprobado este jueves un decreto de control de los transportes con motivo de la crisis sanitaria del coronavirus Coivid-19, que incluye la medición de la temperatura corporal de los viajeros que lleguen de la península y la necesidad de justificar los viajes entre islas.

EFE / SANTA CRUZ DE TENERIFE

Estas medidas coinciden con la entrada en vigor de la reducción del tráfico aéreo entre la península y Canarias a 17 conexiones diarias de ida y vuelta dictada por el Ministerio de Transportes a instancias del ejecutivo regional.

Las medidas de justificación de viajes aprobadas por el Consejo de Gobierno de Canarias afectan a los pasajeros que se desplacen en el ámbito de la comunidad autónoma independientemente de su procedencia y del medio que utilicen, con el fin de evitar la propagación del coronavirus entre la población de las islas.

El decreto recoge además la orden que establece desde este jueves controles preventivos en los aeropuertos canarios con conexiones con la península para tomar la temperatura a los viajeros que lleguen de fuera de la Comunidad Autónoma de Canarias, que serán realizados por la Cruz Roja.

El control de temperatura a los viajeros que lleguen a Canarias desde la península se aplicará a pasajeros y tripulantes de todos los vuelos.

Quienes muestren una temperatura normal, se podrán ir a sus casas sobre la marcha, pero quienes tengan temperatura elevada u otros síntomas como tos, serán apartados para la realización de un test escrito y se les tomará una muestra allí mismo, que se mandará a analizar de inmediato.

El uso de los medios de transporte entre islas por aire y mar queda limitado a los pasajeros que justifiquen la necesidad inaplazable de viajar mientras dure el estado de alarma decretado por el Estado para frenar la expansión del coronavirus.

Todos los desplazamientos entre islas o con la península deberán realizarse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad, menores, mayores, o por otra causa justificada.

Los viajeros han de presentar una declaración responsable firmada en la que se justifique el motivo del viaje.

Entre las causas que pueden justificar desplazamientos dentro de la Comunidad Autónoma por vía aérea o marítima están la asistencia a centros sanitarios, por razones laborales, por regreso al lugar de residencia y por asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

También se permiten traslados a entidades financieras y de seguros, por causa de fuerza mayor o situación de necesidad o para garantizar el abastecimiento de bienes y servicios a la población, y en este caso no es necesario que sea individualmente.

En los aviones y en los buques en los que el billete otorga una plaza sentada o camarote, los operadores de transporte tomarán las medidas necesarias para procurar la máxima separación posible entre los pasajeros, y se debe limitar la ocupación al 50% de su capacidad.