Cambio de ciclo: ya salen de los ERTE más de los que entran

El Servicio Público de Empleo (SEPE) detecta en junio un cambio importante, por primera vez vuelven al mercado laboral más trabajadores de los que quedan suspendidos. Así todo, no cesa la presentación de expedientes por causas económicas

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ

La vuelta a la actividad del 80% de los negocios de Canarias con la desescalada y la intención de muchos hoteles de reabrir a lo largo de este mes y en julio está sacando a cientos de los trabajadores de los ERTE aunque en algunos casos de forma temporal. Este movimiento lento pero constante ha originado un cambio de ciclo respecto a los ERTE: en junio y por primera vez en más de dos meses salen más trabajadores de los ERTE de los que entran. Una situación que se entiende como una luz al final del túnel, como indica el coordinador territorial en Canarias del Servicio Público de Empleo (SEPE), Pedro Duarte.

«Afortunadamente ahora mismo se incorporan al mercado laboral más trabajadores de los que entran en ERTE y además los que entran no lo hacen con expedientes suspensivos sino de reducción de jornada», explica.

En abril, según indica, entraron en el SEPE expedientes que afectaban a más de 200.000 trabajadores y en mayo fueron 50.000. En lo que llevamos de junio, son ya más los que salen que los que entran. Si bien, como apunta Duarte en los últimos quince días no han dejado de presentarse ERTE de empresas de «mediano y gran tamaño» de Canarias y lo hacen por causas económicas, técnicas productivas y organizativas (hasta ahora la mayoría, en un 90% de los casos, eran de fuerza mayor). «Todos los días entran», indica.

Duarte indica que es difícil dar una cifra cerrada de personas que han salido de los ERTE con la vuelta de la actividad porque muchas de las salidas que se producen son temporales. Pueden darse por días o fines de semana y que luego la persona vuelva al ERTE. «Con la nueva interpretación un empresario puede llamar a un trabajador para el fin de semana, volver a pararlo el lunes, el miércoles al jueves cogerlo a media jornada, el viernes cogerlo a jornada completa y el lunes volverlo a parar», explica Duarte, quien apunta que el sistema del SEPE registra todos los días miles de comunicaciones de empresas que rescatan y devuelven trabajadores a los ERTE. Esta situación complica la tramitación y cálculo de los cobros ya que frente los 90.000 beneficiarios que había antes de esta crisis ahora son 300.000 y cada uno con varias altas y bajas a lo largo de la semana y el mes.

«La desescalada se va notando y cada fase que pasa hay más movimiento de trabajadores que salen», manifiesta.