BBVA anota 4.323 millones de beneficio en los primeros nueve meses del año

30/10/2018

El Grupo BBVA generó, en los primeros nueve meses de este año, un beneficio de 4.323 millones, un 25% más que en el mismo periodo de 2017, o un 43% más si aislamos el efecto de los tipos de cambio. Este beneficio se explica por el impulso de los ingresos recurrentes, la contención de los gastos, los menores saneamientos y las plusvalías de la venta de BBVA Chile, por importe de 633 millones de euros.

A pesar de las dificultades en Turquía y en Argentina, el beneficio reconocido por el Grupo BBVA alcanza los 1.674 millones de euros, incluyendo la plusvalía por la venta de BBVA Chile y el ajuste por hiperinflación en Argentina.

"Los resultados del tercer trimestre son una muestra de la fortaleza del modelo de negocio y de la diversificación del Grupo BBVA", ha resaltado el consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila.

"A pesar de las dificultades en Turquía y Argentina, hoy presentamos unos resultados que ponen de manifiesto la fortaleza de nuestro modelo de negocio y la diversificación geográfica. A los resultados, se suman los avances en la transformación del banco, una holgada posición de capital y la solidez de nuestros indicadores de riesgo", ha añadido.

El margen de intereses alcanzó 12.899 millones de euros en los nueve primeros meses de 2018 (-2,3% interanual, +10,2% a tipos de cambio constantes) y los ingresos por comisiones fueron de 3.653 millones (-1,4% interanual, +9,4% a tipos de cambio constantes).

La suma de ambas líneas -los ingresos recurrentes- se situó en 16.553 millones (-2,1% interanual, +10,1% a tipos de cambio constantes), lo que impulsó el margen bruto hasta 17.596 millones (-6,9% interanual, +4,3% a tipos de cambio constantes).

Gastos de explotación

Los gastos de explotación entre enero y septiembre decrecieron un 7,1% gracias a la disciplina de costes implantada. Si se excluye el efecto del tipo de cambio, registraron un incremento del 2,7%.

El ratio de eficiencia se situó en el 49,6%, 52 puntos básicos por debajo del dato de 2017, a tipos de cambio constantes. El buen comportamiento de los ingresos recurrentes y la contención de los gastos de explotación explican, según el banco, que el margen neto alcanzase 8.875 millones (-6,8% con el efecto de las divisas y +5,8% interanual a tipos de cambio constantes).

En cuanto a rentabilidad, el ROE alcanzó entre enero y septiembre el 12,2% frente al 9,6% del mismo periodo de 2017 y el ROTE, el 14,8% (frente al 11,9%).

El banco ha resaltado que sigue centrado en la creación de valor para el accionista. A pesar del entorno, en los primeros nueve meses del año, el valor tangible por acción más dividendos creció un 7,2% hasta 5,95 euros por acción.

Rebaja del riesgo

En cuanto a los indicadores de riesgo, la tasa de mora se situó se situó en septiembre en el 4,1% frente al 4,4% de tres meses antes, el nivel más bajo desde junio de 2012. La tasa de cobertura subió al 73% y el coste del riesgo se ubicó en el 0,90%.

En términos de solvencia, BBVA ha indicado que mantiene una "sólida" posición de capital.

Así, el ratio CET 1 'fully-loaded' se situó en el 11,34%, por encima del objetivo de capital (el 11%). La venta de la participación en BBVA Chile generó un impacto positivo en el ratio CET 1 'fully-loaded' de 50 puntos básicos.

Por su parte, el ratio de apalancamiento a 30 de septiembre era del 6,6% 'fully-loaded', el mayor de su grupo de entidades europeas comparables.

En cuanto a las principales partidas de balance y actividad, la comparativa se ha visto afectada por el cambio de perímetro debido a la venta de BBVA Chile, operación cerrada el 6 de julio.

Los préstamos y anticipos a la clientela se situaron en 370.496 millones de euros, un 0,9% menos en lo que va de año, mientras que los depósitos de clientes alcanzaron 365.687 millones, un 0,5% más.

España y Turquía

En el área de Actividad Bancaria en España, la inversión crediticia registró un retroceso del 2% con respecto al cierre del ejercicio 2017, fundamentalmente por la reducción en hipotecas, sector público y grandes empresas, mientras que la financiación al consumo y las tarjetas de crédito mostraron una evolución "muy positiva", con un alza del 16,8% en lo que va de año.

En lo que respecta a la cuenta de resultados, el área registró un resultado atribuido de 1.167 millones de euros en los nueve primeros meses de 2018, un 10,5% superior al de hace un año, influido por el comportamiento de las comisiones (+8% interanual), así como por el descenso de los gastos de explotación y de los saneamientos crediticios.

La tasa de mora se redujo del 5,2% al 5% en los últimos tres meses, gracias a la disminución de los saldos dudosos, al tiempo que la tasa de cobertura se situó en el 56% a finales de septiembre.

En lo que respecta a Turquía, los préstamos en lira turca de Garanti Bank se desaceleraron, mientras que el crédito en moneda extranjera (en dólares estadounidenses) continuó su tendencia a la baja.

Entre enero y septiembre, Turquía generó un resultado atribuido acumulado de 488 millones de euros, lo que supone una subida interanual del 18,1%.

El entorno macroeconómico influyó en el aumento de saneamientos y del coste del riesgo (1,72% en septiembre frente al 1,23% de junio). La tasa de mora aumentó desde el 4,5% de junio al 5,2% de septiembre, con una cobertura del 76%.